En la actualidad, a lo largo de las diferentes zonas agrícolas del mundo, son numerosos los sistemas de riego ya en funcionamiento, que hasta ahora venían realizando de forma adecuada su labor, pero qué son susceptibles de ser cambiados y actualizados o reemplazados por otros (como sistemas de riego por goteo), que puedan tratar de ayudar a conseguir un ahorro de agua y energía y conseguir una mayor eficiencia de los recursos en pro de una agricultura más sostenible.

Veamos primero algunos conceptos y cuestiones características de cada tipo de riego. El riego por aspersión, es una modalidad de riego mediante la cual el agua llega a las plantas en forma de lluvia localizada. Es decir, consiste en la difusión de agua en forma de pequeñas gotas como si fueran lluvia, consiguiendo un riego uniforme y regular.

Se trata de un sistema versátil y eficiente. La eficiencia de riego de este sistema es alrededor de un 85%. Puede ser utilizado con facilidad en terrenos con desnivel o colinas. Permite dosificar el agua con una buena precisión, consiguiendo una distribución homogénea en el área deseada. No se daña la planta, ya que se regula la presión del agua.

Por otra parte, no se puede negar que los sistemas de riego por goteo han ganado una base sólida de adeptos debido a las bajas tasas de caudal necesario, su capacidad de ahorrar agua y ser, entre otros, energéticamente más favorables al requerir menores presiones para que la red trabaje adecuadamente. Un sistema de goteo correctamente instalado puede usar de un 50 a un 80% menos de agua en comparación con el riego mediante aspersión. Esto lo convierte en una opción muy atractiva para  productores en lugares con escasez de agua o para los productores que simplemente quieren desarrollar además una agricultura eficiente, sostenible e igualmente productiva.

El riego por goteo, consiste en una red de distribución que permite  que al agua, en forma de gotas, humedezca el área cercana a la planta. El riego por goteo no es afectado por el viento y el agua cae y profundiza hasta donde se concentran la mayor parte de las raíces. Gracias a este aspecto, la eficiencia de este sistema es alrededor de un 95%. Las ventajas del riego por goteo se acentúan en terrenos de pequeñas y medianas dimensiones entre plantas. Permite además controlar o combinar elementos adicionales como los relacionados con la nutrición de los cultivos; y es que al agua, al caer poco a poco sobre las plantas, evita que los nutrientes se desperdicien. Se trata de un riego en el que el agua cae siempre de la misma forma, por tanto, tendremos un riego uniforme y regular tanto en contenido como en periodicidad.

Además, este riego permite realizar la aplicación simultánea de fertilizantes y fitosanitarios, lo que aumenta la eficiencia, asegurando una distribución homogénea de las soluciones agroquímicas. Esta aplicación de agroquímicos no es posible llevarla a cabo en el riego por aspersión, ya que se desperdiciaría una buena parte de los productos utilizados debido a la deriva, y además puede llegar a dañar las féculas de las plantas, lo que restaría las propiedades nutritivas de estas.

Es habitual que ante los posibles cambios en el sistema de riego surjan múltiples dudas y preguntas… en este artículo tratamos de aclarar y explicar cómo realizar el cambio de un sistema de riego por aspersión a goteo.

¿Es viable aprovechar la instalación previa? Si, se puede reutilizar toda la instalación hasta llegar a la distribución de las líneas de emisores en la finca. Solo será necesario ajustar las condiciones de la instalación a los nuevos elementos que serán añadidos para convertir el riego a goteo.

En esta primera fase, el hecho de contar con un equipo de profesionales, marca la diferencia, en GESTIRIEGO contamos con un equipo técnico excepcional, perfectamente capacitado para redimensionar y reajustar la red de riego y adaptarla al nuevo sistema.

Es necesario determinar, en función del cultivo/cultivos que vayan a plantearse en el terreno, las necesidades en cuanto a caudal y disposición de los emisores o goteros; en paralelo es necesario evaluar el equipo previamente instalado, tanto su estado general por si fuese necesario reparar o sustituir algún elemento como para comprobar sistema de bombas, filtrado, valvulería hidráulica, ventosas y tuberías y distribución… y de esta forma y con los elementos determinados en función del cultivo/cultivos, establecer sectores de riego y adecuar la red a la capacidad de los elementos existentes.

Elementos clave de la instalación de riego a ser revisados y tenidos en cuenta:

BOMBEO | Si en nuestra finca o explotación no disponemos de agua presurizada, es necesario disponer, en el cabezal del sistema de un equipo de bombeo adecuado el dimensionado de la red planteada.

FILTRACIÓN | Adecuar el paso del filtro al caudal y tipología del emisor o gotero elegido para la red de riego, sin olvidarnos de la calidad del agua, factor clave que también influye.

FERTIRRIGACIÓN | Es posible que nuestro sistema de riego por goteo pueda y deba contar ahora con un sistema que permite apoyar la nutrición de precisión para los cultivos. El hecho de disponer de un sistema de riego por goteo hace que podamos beneficiarnos de este hecho y realizar una fertilización localizada.

VALVULERÍA HIDRAÚLICA (corte y regulación) | Elementos necesarios para diseñar y adecuar la red de distribución a las necesidades, zonas o sectores de riego según la finca y necesidades.

VENTOSAS | Son el pulmón que mantiene la instalación en perfecto estado, gestionando el aire que reside en su interior. Con las ventosas, se evitan las temidas roturas por acumulación de aire, haciendo que este salga de las tuberías a la misma velocidad a la que entra el agua al poner en funcionamiento la instalación.

CONTADOR VOLUMÉTRICO | Instrumento que nos permite medir el volumen de agua que ha utilizado el sistema.

CAUDALÍMETRO | Instrumento usado para medir el caudal volumétrico de un líquido; es decir el volumen de agua que está pasando por un punto de la red en un momento determinado.

MANÓMETRO | Instrumento para el control de la presión en la red de riego. Se trata de un elemento clave en una red presurizada, pues gracias a su lectura y medida podemos detectar problemas, fugas u obstrucciones.

TUBERIAS PARA RIEGO POR GOTEO & GOTEROS | En la actualidad, existen multitud de tipos de tuberías de riego por goteo, con  goteros o emisores de diferentes tipos y una amplia variedad de caudales en función de las necesidades. Las tuberías pueden ser de pared gruesa o pared delgada o cinta; los goteros pueden ser autocompensantes o turbulentos.

 

Visto lo anterior, si estás pensando en cambiar un sistema de riego de aspersión a goteo, no lo dudes, es perfectamente viable y más fácil de lo que parece… ¿Tienes dudas para elegir un sistema de riego por goteo?

 

¡¡Echa un vistazo a este artículo de nuestra RIEGOPEDIA!! https://www.gestiriego.com/como-elegir-un-sistema-de-riego-por-goteo/

En GESTIRIEGO, llevamos más de 30 años fabricando estos sistemas.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *