Te contamos curiosidades sobre el suelo, esa delgada capa de material que se encuentra en la superficie de la Tierra… porque el conocimiento del mismo es la mejor manera de practicar su gestión sostenible.

 

¿De qué está formado el suelo?

 

El suelo es la capa fértil que recubre la superficie terrestre y se compone de elementos sólidos, líquidos y gaseosos. Las partículas sólidas están formadas por minerales, restos orgánicos y microorganismos. Por su parte, los constituyentes líquidos y gaseosos se encuentran en los huecos internos (poros). La presencia e interacción de todos estos constituyentes hacen del suelo un sistema único y esencial para el desarrollo de la vida en los ecosistemas.

 

 

¿Dónde habita el organismo vivo más grande conocido?

 

Una sola colonia de la seta Armillaria ostoyae pesa unas 100 toneladas y ocupa una superficie de unos 9 kilómetros cuadrados. Sin embargo, no es la única especie que habita en este ecosistema, ya que no hay ningún lugar de la naturaleza con una mayor concentración de especies que los suelos, donde se encuentran una cuarta parte de la biodiversidad del planeta.

 

 

¿Sabías que el 95% de los alimentos viene del suelo?

 

Los suelos son fundamentales para la vegetación que se cultiva o se gestiona para producir alimentos, fibras, combustibles o productos medicinales. El 95% de nuestros alimentos viene de ellos. Unos suelos sanos son la base para la producción de alimentos saludables.

 

 

¿Qué procesos se desarrollan en el suelo?

 

Los suelos y los organismos que viven en ellos ofrecen una multitud de servicios como la descomposición de residuos, liberación de nutrientes, la mejora de la estructura del suelo y la biodegradación de los pesticidas y otros productos químicos. Actúan como sumidero de las emisiones de gases de efecto invernadero y combaten plagas y patógenos de plantas transmitidos por el suelo, beneficiando a la salud humana y animal, incluida la digestión y la inmunidad.

 

 

¿Qué relación hay entre el suelo y el CO2?

 

Alrededor del 85% de CO2 de nuestra atmósfera proviene de la acción de los microorganismos que se alimentan de la materia orgánica del suelo. Contiene alrededor de tres veces más carbono que la vegetación y dos veces más que el presente en la atmósfera, según datos de la FAO.

 

 

¿Qué es el humus?

 

Los organismos del suelo actúan sobre la materia orgánica descomponiéndola y transformándola, generando sustancias muy fértiles que se denominan humus. Esta capa fértil desempeña funciones como la mejora de la estructura del suelo, ayuda a la aireación y la retención de agua y a la regulación del aporte de nutrientes a las plantas.

 

 

¿Sabías que 1 centímetro de suelo puede tardar en formarse entre 100 y 1.000 años?

 

Los suelos son un recurso no renovable, su conservación es esencial para la seguridad alimentaria, el mantenimiento de los ecosistemas y un futuro sostenible.

 

El suelo debe ‘competir’ con edificios, carreteras y vertederos y, por si esto fuera poco, es vulnerable a la contaminación y a los efectos del cambio climático. A menudo, el suelo sale perdiendo.

 

 

¿Sabías que un tercio de los suelos del planeta está degradado?

 

La erosión, salinización, compactación, acidificación, contaminación química y agotamiento de nutrientes son las principales causas de degradación del suelo. Un suelo evolucionado, que puede haber tardado en desarrollarse miles de años, podría ser degradado en profundidad tras pocos años de uso agrícola inadecuado. En estas circunstancias, su destrucción o erosión provocan desertificación.

 

Este proceso afecta hoy en día a un cuarto de la superficie total del globo.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *