El acceso a la compra o arrendamiento de tierras es la principal barrera para los jóvenes agricultores en la Unión Europea.

 

Además de la dificultad para acceder a más superficie, entre las preocupaciones de los jóvenes agricultores en España también están el acceso a ayudas, subvenciones y a créditos para su actividad agrícola.

 

Durante los últimos años y sobretodo durante la crisis inmobiliaria se ha producido una concentración de tierras.

 

El elevado precio de la tierra, comparado con su rentabilidad no compensa para realizar una inversión tan grande al joven agricultor.

 

Otro factor que influye a la dificultad de acceder a la tierra, es que cuando los agricultores mayores se jubilan, estos siguen con la actividad agraria en lugar de vender o ceder las tierras.

 

Esperamos que esta situación cambie y que aquellos jóvenes agricultores con ganas de ampliar o iniciarse en sus explotaciones encuentren la mejor forma de hacerlo para seguir adelante con su actividad y rejuvenecer el campo.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *