Murcia, 2014

Es importante considerar las siguientes recomendaciones para iniciar el sistema de goteo por primera vez y en cada nueva temporada de uso:

 

1. Antes de encender la bomba, asegúrese que todas las válvulas necesarias estén abiertas.

 

Para mantener la integridad del sistema, así como para la seguridad del operador, por ello son muy importantes las válvulas de desahogo de presión en la bomba. Es aconsejable contar con instrucciones por escrito para aquellos operadores nuevos.

 

2. Anote la lectura inicial del Caudalímetro.

 

Un caudalímetro es muy importante para mantener un registro del uso de agua así como para saber cuando están tapadas las líneas de goteo puesto que habrá una reducción en el flujo.

 

3. Purgue todas las tuberías y tubos laterales de cintas.

 

Llene el sistema lentamente dejando que todo el aire salga por las válvulas de aire en los puntos elevados. Purgue todas las tuberías antes de conectar los tubos laterales. Purgue todos los tubos laterales para eliminar cualquier tierra o basura que se haya acumulado durante la instalación o riegos anteriores.

 

4. Retrolavar los filtros y ajuste la válvula de retrolavado.

 

Si está usando un filtro que usa arena nueva, se recomienda que se retrolave inmediatamente. La mayoría de los filtros que usan arena nueva contienen partículas finas y otras impurezas que pueden restringir el flujo.

 

5. Ajuste los indicadores en el controlador del filtro si está usando un sistema automático de retrolavado.

 

Coloque los filtros para lavar por línea de agua limpia cuando el diferencial de presión no exceda los 10 psi.

 

6. Ajuste la presión en las válvulas de control.

 

Ajuste todas las válvulas reguladoras de presión en el campo así como las válvulas de control de la bomba y las válvulas de desahogo de presión.

 

7. Cierre todos los extremos de los tubos laterales e inspeccione las conexiones para cerciorarse que no haya fugas.

 

Las fugas frecuentemente ocasionan pérdidas importantes de agua, energía y rendimientos más bajos en la cosecha debido a demasiada o poca agua de riego en un área en particular del campo. Las fugas pueden aparecer en cualquier tipo de conexión y con frecuencia aparecen en conexiones con conectores de compresión, en los extremos cerrados, o en los adaptadores de manguera. Tomar el tiempo necesario para inspeccionar todas las conexiones para verificar si hay fugas o grietas al iniciar el sistema ayudará a evitar problemas y futuras complicaciones.

 

8. Vuelva a revisar las presiones.

 

Una vez que el sistema esté totalmente presurizado, es aconsejable revisar todas las presiones para asegurar que todas cumplan con los cálculos del diseño. Efectúe estas revisiones en forma periódica.

 

9. Verifique con detalle el estado de su cinta de riego si se usó en otra temporada.

 

Es de vital importancia saber en que estado está la cinta de goteo con tiempo apropiado antes de comenzar el transplante o siembra.

 

La cinta de goteo puede sufrir daños físicos, obturaciones o sub-obturaciones que pueden influenciar la eficiencia del riego y fertirriego disminuyendo la producción y aumentando costos. La vida útil de la cinta dependerá principalmente del tipo de manejo del sistema de goteo, labranzas culturales y del grosor de la cinta.

 

10. Siga las recomendaciones del diseñador o técnico para programar el riego, fertirriego y mantenimiento del sistema.

 

El técnico le podrá proporcionar un programa integrado para usar y mantener adecuadamente su sistema de riego. Esto le será de ayuda para alargar la vida útil de su equipo, regar adecuadamente y por la seguridad de sus operarios.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *