Filtros de anillas y de mallas

 

En Gestiriego tenemos la firme creencia de que el elemento más importante y esencial en una instalación de riego por goteo es la filtración.

Para poder trabajar a un nivel extraordinario de exigencia, se necesita una instalación libre de obturaciones tanto en los elementos de control, protección y medición, como en los goteros emisores.

Por ello en el siguiente post os explicamos brevemente en qué consisten los filtros de anilla y de malla, manuales y automáticos.

 

FILTROS DE ANILLAS:

 

Los filtros de anillas tienen el mismo uso que los filtros de malla, si bien sus principios de funcionamiento son diferentes. En este tipo de filtro, el elemento de filtraje es un cartucho de anillas ranuradas que se presionan unas a otras dejando pasar el agua, pero reteniendo las partículas de mayor tamaño que el de las ranuras.

Este tipo de filtros son conocidos por tener problemas de operación cuando el contaminante principal es arena, debido a que la arena tiende a alojarse en los discos durante el retrolavado. Estos problemas también se pueden presentar cuando hay presencia de algas fibrosas. Es por ello que se recomienda ubicarlos después de un hidrociclón o filtro de arena si se trata de aguas subterráneas o superficiales.

La filtración física a través de anillas se lleva a cabo por retención de los sólidos en suspensión del agua en los canales originados por la superposición de un conjunto de anillas, montadas en una estructura de alta seguridad. Los canales de las anillas tienen capacidad de realizar filtración en profundidad.

Los filtros de anillas se clasifican en: automáticos, semiautomáticos y manuales.

 

Clasificación de los filtros de anillas

Filtros manuales: Consisten en un paquete de anillas comprimidas mediante un tornillo. Este paquete de anillas en el proceso de filtrado se va ensuciando y llega un momento en que hay que abrir el filtro, desmontar las anillas y limpiarlas manualmente.

Filtros automáticos
Consisten en un cartucho de anillas comprimido mediante un pistón, electroválvula, programador de lavado, etc. A medida que filtra se va ensuciando y se crea una pérdida de carga entre la entrada y salida del filtro, esto se detecta a través de un presostato diferencial que da la señal para desencadenar el proceso de lavado automático.

La elección de equipos manuales ó automáticos depende de factores muy diversos:

Cuando la cantidad de materia en suspensión del agua a filtrar es tal que se requiere limpiar el filtro antes de terminar un turno de riego se aconseja la insolación de un sistema aromático.

En sistemas de riego con grandes caudales donde se requiere instalar un gran número de filtros y la limpieza manual se hace muy laboriosa es recomendable la instalación de filtros automáticos.

La inversión inicial es un factor a tenerse en cuenta ya que los equipos automáticos tienen un valor superior a los manuales.

Ventajas de los filtros de anillas

  • Son buenos tanto con partículas minerales como orgánicas.
  • Las anillas son bastante resistentes por lo que no es muy habitual tener que cambiarlas.
  • La limpieza manual es bastante sencilla.

En Gestiriego presentamos los filtros MXFILTER, filtro de anillas plástico, que debido a sus características, confieren tanto al agricultor como instalador una ampliación de posibilidades en aplicación y manejo facilitando su adaptación a los cabezales de riego.
Haz click aquí para conocer este filtro de anillas.

 

FILTROS DE MALLA

 

Este tipo de filtros tienen la función de realizar un tamizado superficial del agua, reteniendo las partículas que tienen un tamaño mayor que los orificios de la malla. Se suelen usar en aguas no demasiado sucias o como elementos de seguridad después de hidrociclones, equipos de fertirrigación o filtros de arena, que cada vez van teniendo menor uso debido a su costoso mantenimiento.

 

Los filtros de malla están especialmente indicados para retener las partículas de origen mineral puesto que toda la orgánica que tiene una estructura más fibrosa se cuela con facilidad a través de los orificios de la misma.

 

Existen filtros de malla manuales, semiautomáticos y automáticos. Los manuales son bastante robustos y su montaje y desmontaje son muy sencillos, aunque esto cambia a medida que se van automatizando, ya que se le incluyen elementos que dificultan estas operaciones.

 

En los manuales, hay que extraer el cartucho y lavar con agua a presión, y en caso necesario, con la ayuda de un cepillo limpiarlo manualmente, recomendándose sumergir el cartucho periódicamente en una solución ácida, que sea capaz de eliminar completamente los restos atrapados en la malla. Como en el caso de las anillas, recomendamos tener un cartucho de repuesto, que nos permita la sustitución del sucio por otro que haya sido limpiado previamente, “sin prisas”.

 

Los semiautomáticos, también denominados centrifugadores, aprovechando el efecto centrifugador que se le confiere al flujo de agua, por medio de una placa perforada alojada en la entrada del filtro, consiguen mantener en parte limpia la malla. Como opción, puede instalarse una válvula de purga. Es imprescindible que, en este tipo de filtros, la combinación de tapones a colocar en la placa deflectora se ajuste estrictamente a lo indicado por el fabricante porque, de lo contrario, el efecto limpiador por centrifugación dejaría de ser efectivo.

Ventajas

  • Es muy eficaz con las partículas de origen mineral.
  • Son más económicos que las de anillas, sobre todo en caudales grandes

Descubre nuestros filtros automáticos, haciendo clic AQUÍ

Aplicaciones principales de las válvulas hidráulicas

¿Sabías que las válvulas hidráulicas son muy resistentes a aguas sucias? Además son capaces de regular a bajo caudal y con pérdidas de carga extremadamente bajas.
Descubre las principales aplicaciones de válvulas hidráulicas en nuestra siguiente entrada del blog:

¿Qué es una válvula hidráulica?

Una válvula hidráulica es un mecanismo que sirve para regular el flujo de fluidos.

Las válvulas que se utilizan en obras hidráulicas son un caso particular de válvulas industriales ya que presentan algunas características únicas y por tanto merecen ser tratadas de forma separada.

  • Reductor de presión

La válvula reductora de presión es una válvula de control hidráulico cuya consigna es reducir una elevada presión aguas arriba de la válvula a un valor menor constante aguas abajo de la misma, independientemente de las variaciones de presión aguas arriba y de las variaciones del flujo o de la demanda en la línea.

  • Sostenedora de presión

La válvula hidráulica sostenedora de presión se emplea cuando se necesita un presión mínima aguas abajo, o bien cuando se quieren reducir los golpes de presión aguas arriba.

Estas válvulas están diseñadas para mantener una presión mínima aguas arriba, independientemente de los cambios que puedan sufrir el caudal o presión aguas abajo.
La válvula es regulada por un piloto de 2 o 3 vías, permitiendo una apertura total de la válvula cuando la presión aguas arriba es mayor a la presión prefijada. Si la presión es menor, la válvula permanecerá cerrada.

  • Función

La válvula hidráulica  sostenedora de presión es activada por la presión de línea y regulada por medio de la válvula piloto. Esta, incluye un diafragma que controla la apertura o cierre de la válvula principal mediante la presión aguas arriba, enviando más o menos presión a la cámara de control de la válvula principal.

Si la presión aguas arriba cae por debajo de la fijada en el piloto, la válvula tiende a estrangular el paso del agua o cerrar aumentando la presión hasta la fijada en el piloto.

Cuando se produce un exceso de presión, por encima de la fijada en el piloto, la válvula abrirá disminuyendo la presión fijada en el piloto.

Válvula reductora y sostenedora presión

La válvula hidráulica sostenedora reductora se emplea cuando se requiere una presión aguas abajo sin oscilaciones, ya que evita caídas de presión y sobrepresiones.

Es una válvula controlada por un sistema de dos pilotos. Un piloto sostiene una presión constante aguas arriba y el otro funciona como reductor de presión a un nivel prefijado. La válvula se abre o cierra gradualmente para mantener las presiones deseadas prefijadas.

Función

La válvula reductora de presión es activada por la presión de línea y regulada por medio de las dos válvulas piloto. El piloto sostenedor es fijado para mantener una presión mínima de entrada constante a la válvula principal.

El piloto reductor se fija con el objetivo de tener una presión de salida máxima aguas debajo de la válvula principal. La válvula se abre parcialmente para sostener la presión de entrada, y reducir la de salida.

Del mismo modo se cierra parcialmente si la presión aguas abajo es superior a la prefijada, o se abre si la de la tubería aguas arriba cae por debajo del punto deseado.

 

Limitadora de caudal

La válvula limitadora de caudal se emplea cuando se quiere controlar el flujo de agua que suministra la válvula.

La válvula limita el caudal aguas abajo a un valor preestablecido, independientemente de los cambios de presión aguas arriba de la misma. La válvula se abre completamente si el caudal es inferior al valor prefijado.

Esta válvula es accionada por la presión del sistema y normalmente está parcialmente abierta para permitir el paso de un flujo constante aguas abajo.
Este tipo de válvula evita el consumo excesivo, la caída de presión y las deficiencias de suministro a otros puntos.

Función

El caudal se determina por la pérdida de carga que se produce en una placa de orificio colocada aguas arriba de la válvula, la cual se dimensiona para tal fin. Al aumentar el caudal, la perdida de carga aumenta.
La diferencia de presión entre ambos lados de la placa es detectada por el piloto que actúa abriendo o cerrando la válvula según el caso.

El piloto dispone de un tornillo en su parte superior mediante el cual es posible ajustar la pérdida de carga permitida en la placa de orificio, y por lo tanto el caudal de agua que atraviesa la válvula. Apretando el tornillo hacia la derecha aumenta el caudal máximo permitido y se reduce girando hacia la izquierda.

Cuando el caudal aumenta como consecuencia de una fluctuación de la demanda, el incremento de la perdida de carga producida en la placa de orificio provoca el cambio de posición del piloto.

Cuando esto sucede, el caudal disminuye hasta alcanzar de nuevo el valor ajustado y el piloto deja de enviar presión a la cámara, quedando la válvula en nueva posición fija de regulación.

Control de nivel de agua

Se utiliza para el llenado y mantenimiento de los niveles de agua en los depósitos. Podemos distinguir dos modelos: para controlar exclusivamente el nivel de llenado o para controlar el nivel de llenado y mantener un nivel mínimo en el depósito.

La válvula controla el llenado de un depósito mediante un flotador horizontal modulante que mantiene un nivel constante con independencia de los cambios de consumo de agua.

La válvula controla hidráulicamente el nivel de un depósito, abriendo completamente cuando la boya llega al nivel más bajo preestablecido y cerrando en el nivel superior.

Válvula de alivio rápido de presión

La válvula de alivio rápido evita sobrepresiones debido a bloqueos o cierres de válvulas.

Este sistema de seguridad mantiene la válvula cerrada hasta una determinada presión prefijada por el piloto.

Cuando se produce un exceso de presión, el piloto hace que la válvula abra rápidamente eliminando la sobrecarga de presión de la red.

Válvula de apertura anticipada

Es una válvula dotada de un piloto reductor y un piloto sostenedor que se utiliza para evitar las sobrepresiones que se producen en las paradas bruscas de los grupos de bombeos en impulsiones.

Se instala en derivación a la salida de las bombas. Para su dimensionado y ubicación se necesitará el empleo de programas de simulación.

La válvula abre antes de que llegue la onda de sobrepresión, actuando a modo de válvula de alivio pero con la ventaja de no abrir como consecuencia del incremento del exceso de presión por golpe de ariete, sino antes de que ocurra el fenómeno.

 

 

Puedes consultar más en nuestra página de válvulas hidráulicas, haz clic aquí

CULTIVO DE ALBAHACA

¿Sabes qué tipo de cultivo es el que se muestra en la imagen?
Se trata de albahaca, planta originaria de la India dónde se le atribuían propiedades milagrosas, su nombre científico es Ocinum Basilicum. Actualmente se cultiva en todos los países del planeta.

Es una planta herbácea anual, puede alcanzar hasta 60 cms de altura. La albahaca es frondosa, con hojas verdes y suaves al tacto. Se trata de una planta de gran aroma que forma flores de color blanco de pequeño tamaño.

¿Por qué cultivar albahaca?

Presenta muchas cualidades que la hacen muy atractiva para ser cultivada. Entre ellas:

  • Lidia la depresión.
  • Planta diurética. Es digestiva.
  • Personas con problemas de insomnio, dolores de cabeza o jaquecas.
  • Sirve como estimulante para fases de agotamiento.
  • Calma irritaciones cutáneas.
  • Combate el acné.
  • Sedante, cicatrizante y analgésica.
  • Los componentes activos son el aceite esencial aromático y sus propiedades tónico-gástricas, antisépticas y expectorantes.
  • Alivia la sinusitis usándola vaporizada en agua.
  • Alivia la congestión del pecho con unas hojas de albahaca con miel y limón.
  • Es muy digestiva, ayuda a corregir los trastornos gastrointestinales
  • Presenta un gran uso en la cocina al ser una planta aromática, combinándola con ensaladas, sopas…
  • Además un aspecto muy importante es que ahuyenta insectos y previene la aparición de plagas en su huerto.

 

Condiciones de su cultivo:

  • Temperatura: este tipo de cultivo, como es la albahaca, se cultiva en amientes cálidos por lo que no soporta el frío extremo ni las heladas.
    su temperatura ideal ronda entre 15 y 25 grados.
  • Suelo: requiere de suelos fértiles, húmedos y resguardados de los vientos.
  • Riego: como hemos descrito anteriormente necesita suelos húmedos pero no encharcados, pues sus raíces no soportan el exceso de humedad.
    Requiere de un riego regular pero en abundancia es perjudicial.
    Dependiendo del terreno y clima en el que se cultive la albahaca, es recomendable regarla entre 1 y 3 veces por semana.
    Lo más recomendable es utilizar un riego por goteo y así mantener un grado de humedad en el suelo.

 

Productos destacados:

CINDRIP
ACCESORIOS DE CINTA DE RIEGO

 

A continuación adjuntamos imagen de cultivo de albahaca que nos envían desde Gestiriego Islas.
Para dar vida a este cultivo utilizan el producto cinta de riego CINDRIP  1.1 L/H a 0,20 cm.

 

 

 

Terram representa sin duda alguna el futuro del riego, que es la irrigación subterránea. Tras cuatro años de investigación y más de ocho años de experiencia en diversos cultivos, con unos resultados más que satisfactorios, podemos decir que Terram es la solución definitiva a los sistemas de Riego Subterráneo.

 

A continuación detallamos las ventajas derivadas de su utilización.

 

1. Ahorro de agua y nutrientes: la ausencia de radiación solar en la zona de emisión de agua, elimina por completo las pérdidas por evaporación superficial, aparte la dosis de nutrientes es colocada justo donde la planta lo necesita, ya que hablamos de un riego ultralocalizado.

 

2. Evita problemas provocados por enfermedades: las enfermedades de tipo criptogámico provocadas por encharcamientos como la alternaría se evitan, ya que nunca se producen excesos de humedad en la zona del cuello de la planta.

 

3. Manejo del cultivo: al ser un sistema invisible en campo, nos permite un libre paso, sobre todo en labores como podas, recolección, tratamientos fitosanitarios, etc. Esto también no alarga la durabilidad del sistema, ya que es imposible de dañar las tuberías emisoras en dichas labores.

 

4. Reducción de la mano de obra: a las ventajas de un riego por goteo tradicional, se le unen las derivadas de retirada y reposición de tuberías originadas por las labores usuales de un cultivo en producción.

 

5. Utilización de aguas contaminadas: evita el riesgo de contacto humano y animal con las aguas de riego que en ocasiones pueden ser perjudiciales para la salud debido a las cargas de fertilizantes y tratamientos fitosanitarios que se realizan usualmente en irrigación.

 

6. Mayor durabilidad del sistema: al tener toda la red de tuberías bajo tierra, se elimina la degradación producida por los rayos UV en el material plástico, además de evitar daños por vandalismo, roedores e inclemencias del tiempo.

 

7. Disminución de malas hierbas: el no humedecimiento de la superficie del terreno evita en gran medida la proliferación de malas hierbas, con el consiguiente ahorro en mano de obra y tratamientos para erradicarlas.

 

8. Seguridad del sistema: el doble sistema de protección junto a los elementos extra como son la colocación exhaustiva de ventosas, contador de flujo y sistema de de red en circuito cerrado mediante colectores de limpieza de los finales de línea, nos proporciona una garantía y tranquilidad del correcto funcionamiento del sistema, evitando preocupaciones a la hora de aportar tratamientos adicionales contra raíz de forma manual.

El agua es cada día un bien más escaso. En zonas como la península ibérica el consumo de agua destinado a la agricultura se encuentra entre el 70 y el 80% del consumo total, por lo que optimizar su uso es muy importante para evitar la escasez.

 

Los sistemas de riego tradicionales comienzan a dar paso a las nuevas técnicas que reducen el consumo de agua y mejoran el rendimiento de los cultivos. El buen funcionamiento de estos sistemas de riego está sujeto a la calidad del agua, ya que una mala calidad de agua provocará obturaciones en los emisores de la red, disminuyendo la eficiencia y uniformidad de esta, y resultando en un mal desarrollo del cultivo y una reducción en su rendimiento.

 

Para evitar que las variaciones en la calidad del agua deriven en reducciones de productividad de los cultivos, es necesario proteger los emisores de las redes de riego mediante sistemas de filtración. Se puede definir filtración como el proceso físico mediante el cual se extraen, retiran o eliminan partículas sólidas de un medio líquido o gaseoso, haciéndolas pasar por un elemento filtrante que se denomina filtro.

 

Los filtros se clasifican en:

 

Filtros de área: Se utilizan para separar materiales orgánicos como algas y partículas gruesas gracias a una gruesa capa de arena silícea contenida en el filtro a través de la cual se hace pasar el agua a filtrar.

 

Hidrociclones: Realizan la separación de partículas del agua mediante el efecto de la fuerza centrífuga generada por el torbellino, de manera que las partículas pesadas como las arenas que puede contener el agua de riego se desplazan hacia las paredes cayendo después al depósito sitúalo en la parte inferior. Se utilizan cuando se tienen arenas en suspensión que aparecen en aguas de pozos profundos.

 

Filtros de malla: El agua es filtrada por una malla, la cual se define por el número de aperturas por pulgada lineal o número de mesh. Las partículas de tamaño superior a las aperturas de la malla quedan retenidas en el filtro. Son efectivos para aguas poco sucias con materiales de origen inorgánico del tamaño de limos o arenas. Los filtros de mallas se presentan en tres modalidades, según el sistema de limpieza que tengan, manual, semiautomáticos y automáticos.

 

Filtros de anillas: Este sistema cuenta con un conjunto de anillas ranuradas que se comprimen las unas contra las otras formando un cilindro filtrante de manera que el agua pasa por las pequeñas ranuras entre las anillas quedando atrapados en el filtro las partículas de mayor tamaño al de las ranuras. Son apropiados para la limpieza de aguas de mediana a mala calidad.

 

Los filtros de anillas se clasifican en:

 

• Manual

• Automáticos.

 

Estos equipos pueden poseer sistemas autolimpiantes, los cuales realizan la limpieza mediante operaciones de contralavado automático o de manera manual en el caso de los filtros de malla, anillas e hidrociclones. Los sistemas semiautomáticos tienen mecanismos que limpian mediante operaciones de contralavado a través del accionamiento de dicho mecanismo.

 

En Gestiriego pensamos que el elemento más importante en una instalación de riego por goteo es la filtración por lo que gracias a años de investigación contamos con sistemas de filtrado únicos en el mercado que cubren necesidades de filtración en todo tipo de instalaciones.

Guía para realizar una fertirrigación adecuada

 

Con la fertirrigación estamos unificando dos de los elementos indispensables para el desarrollo de una planta, agua y nutrientes. Si realizamos esta operación correctamente, conseguiremos unos resultados sorprendentes. Este proceso tiene sus ventajas y sus inconvenientes que comentaremos en este artículo.

 

Básicamente, la fertirrigación consiste en introducir un nutriente específico en el agua de riego, ya sea por medio de una abonadora simple o algo bastante más complejo. Para ello hay que tener unos conocimientos previos y realizar unos cálculos estimatorios para conocer las cantidades exactas de abono que se ha de añadir.

 

La particularidad que tiene esta forma de regar y abonar a la misma vez es que tiene gran aplicación a los cultivos intensivos. Las medidas están muy controladas y se intenta llegar a optimizar todo el proceso al máximo.

 

Esto se hace calculando las cantidades exactas de minerales que las plantas absorben para completar su ciclo biológico y aportarlas al suelo. Para saber este dato hay que consultar la bibliografía y varios estudios como el análisis del suelo y el análisis foliar. Por eso la mayor aplicación es para cultivos intensivos.

 

Fertirrigación racional

 

Se pretende que, a pesar de que hay grandes avances en los equipos de aplicación de abonado y riego, no deben abandonarse técnicas clásicas de contrastada utilidad. Con esto reducimos las aplicaciones de abonos solubles por equipos de riego que no son baratos en comparación con abonos naturales.

 

Dicho sistema de riego y abonado no obstruye la capacidad de aprovechar medios naturales (y clásicos) de reconstituir los minerales perdidos en el suelo. Por ejemplo:

 

• Fijación biológica de nitrógeno.

• Aportes de materia orgánica de procedencia vegetal o animal.

• Acolchados. • Abono verdes.

• Aprovechar los residuos de las cosechas.

 

Como es posible que a través de estas técnicas no se completen todas las necesidades exactas de los cultivos, se puede complementar con la fertirrigación.

 

ESQUEMA DE ABONADO RACIONAL

 

Empezamos por conocer “lo que tenemos”

 

1. Análisis de la calidad del agua

2. Análisis del suelo o sustrato donde vamos a cultivar

 

Seleccionamos el cultivo idóneo

 

• Variedades adaptadas a nuestro clima

• Patrones y portainjertos

• Semillas seleccionadas

 

Abonado de fondo (previo al cultivo)

 

1. Reconstituir los valores nutricionales del suelo (conociendo sus valores a través del análisis)

 

Fertilización de cobertera (con el cultivo)

 

• Puede ser fertilización normal (abonos sólidos aportados manual o mecánicamente sobre las plantas),

• o Fertirrigación

 

VENTAJAS DE LA FERTIRRIGACIÓN

 

1. Únicamente el bulbo húmedo alrededor de la planta tiene humedad y nutrientes. Gran optimización de los recursos.

2. Se puede aprovechar con mayor beneficio aguas de baja calidad.

3. Se evita el exceso de nutrientes y, por tanto, la contaminación de los suelos y aguas subterráneas.

4. Las labores agrícolas y el mantenimiento se reducen considerablemente.

5. Requiere menos mano de obra y se ahorran costes de mantenimiento.

6. Se reduce la compactación y erosión del suelo (no se realizarán labores mecánicas de aporte de nutrientes).

7. Ahorro de agua.

 

DESVENTAJAS DE LA FERTIRRIGACIÓN

 

1. Los fertilizantes solubles en el agua se encarecen bastante con respecto a los tradicionales.

2. El coste de la infraestructura inicial para poder añadir abonos al agua.

3. Se requieren cálculos para conocer la dosis, las conversiones y la operación de riego.

4. La distribución equitativa del fertilizante depende de la calidad del sistema de riego.

5. Los niveles de salinidad en el agua pueden aumentar si no se toman medidas.

6. Se debe tener conocimientos sobre la mezcla de fertilizantes y su compatibilidad.

7. Los goteros se puede obstruir con facilidad.

 

CARACTERISTICAS DE LOS FERTILIZANTES UTILIZADOS

 

Lo que se busca a la hora de producir nuevos fertilizantes apropiados para este tipo de riego es lo siguiente:

 

• Que tengan solubilidad total en contacto con el agua.

• Que dispongan de bajo contenido en sales, para no perjudicar el suelo y las plantas.

• Que sea lo más puro posible, para disminuir las obturaciones en los goteros.

 

OBTURACIONES EN LOS GOTEROS

 

Como hemos comentado antes, este es uno de los grandes problemas en la fertirrigación moderna. Hay algunos medios (no sólo químicos) para reducir dichas obturaciones, como descalcificadores electrónicos (los impulsos electrónicos que genera hace que se altere el proceso de cristalización del calcio líquido).

 

Sin embargo, otro método también efectivo (aunque menos) es la incorporación a la fertirrigación de ácido nítrico.

 

Con la aplicación de este compuesto, por un lado se elimina la obturación de los goteros, y por otro, se mejora la calidad del agua, pues descompone los bicarbonatos que contiene de forma natural. Su aplicación es semanal o mensual, para conseguir un mantenimiento medio de toda la instalación de riego.

 

Otro uso también estandarizado es para reducir el pH de un suelo cuando éste es muy básico.

 

INYECCIÓN DE FERTILIZANTES EN EL CABEZAL DE RIEGO

 

Partimos del cabezal de riego, Electroválvulas, filtros, manómetros, programadores, contadores, etc. Si queremos aplicar abonos en el agua, necesitamos una abonadora o equipo de inyección, como se conoce de forma técnica.

 

La inyección de fertilizantes, es decir, la fertirrigación, se realiza en el cabezal de riego. Se puede hacer de varias formas:

 

• Por efecto Venturi.

• Mediante un tanque de fertilización.

• A través de una bomba de inyección (eléctrica o hidráulica).

 

De cara a mirar la economía, el inyector Venturi es el más barato pero, por tanto, el que más pérdidas de presión produce. De aquí la importancia de escoger goteros compensantes para evitar desequilibrios en el riego, sobre todo cuando el Venturi está trabajando.

 

El tanque de fertilización tiene una instalación simple: un recipiente de grandes medidas conectado de forma paralela a la red donde se añade el abono. Según sea el caudal de salida (menor al final) la concentración de abono variará, por eso los problemas que presenta a la hora de liberar la misma cantidad de abono, sobre todo cuando se trabajan distintos sectores de riego y no se riega a la vez.

 

La bomba de inyección es, de los tres, el más preciso, aunque también el más caro. El caudal de agua inyectado se regula, por lo que la concentración siempre es la misma. Puede funcionar de forma eléctrica o hidráulica, aunque en este último caso dependerá de la presión que no se produzcan fluctuaciones en la concentración.

GOTEROS STARCOMP (Autocompensante y antisucción ultrapreciso).

 

EXTRAORDINARIAMENTE RESISTENTE

 

El gotero Starcomp se encuentra integrado en la tubería, dándole una máxima resistencia contra la radiación UV y los cambios de temperatura.

Al estar fabricados con polietileno de alta calidad, soporta perfectamente todo tipo de impacto y presiones que se puedan dar en las labores de trabajo.

Su membrana de silicona también es totalmente resistente a los productos químicos y fertilizantes.

 

UN CAUDAL 100% UNIFORME

 

Gracias a su membrana de silicona, el gotero Starcomp, proporciona siempre la misma cantidad de agua y nutrientes en presiones de trabajo desde 0,8 a 3,5 bares. Esto permite aumentar la longitud de las líneas de riego, así como su implantación en terrenos de topografía difícil.

Emisor de categoría A con un CV<5%.

 

OLVÍDATE DE LAS OBSTRUCCIONES

 

Su poderoso sistema antisucción impide la entrada de partículas al interior del emisor en el momento de vaciado de las tuberías.

Su revolucionario proceso autolimpiante hace que, en el momento de la autocompensación, se produzca una vibración en la membrana que impide la sedimentación de partículas en la misma.

Laberintos de amplios pasos de precisión milimétrica, diseñados para trabajar con sistemas de filtrado estándares, neutralizando así, las posibilidades de obstrucción.

Diferentes Sistemas de riego en invernaderos

 

• Micro- aspersores

 

Entre los más populares encontramos a los micro aspersores los cuales tienen un alcance de aproximadamente unos 2 metros, según la presión que tenga el tipo de boquilla utilizada. Existen los micro aspersores emergentes que son los que, al abrir el paso del agua salen desde el suelo, y cuando se cierra el paso de la misma se vuelven a meter.

 

Otro tipo de aspersores son los móviles que se colocan en la punta de la manguera y se van moviendo de un lugar a otro. El sistema de riego en invernaderos por micro aspersores es preferible para las texturas arenosas ya que cubren más superficie y es ideal para el riego de rosales, flores pequeñas y zonas reducidas.

 

• Riego con Difusores

 

En el caso de los sistemas de riego en invernaderos con difusores decimos que dichos accesorios son similares a los aspersores y se utilizan para el riego se zonas más estrechas; por lo general la presión del agua va a depender del paso que se le de a la misma ya que este modelo tiene una especie de tornillo en el extremo de su boquilla que lo regula manualmente. • Riego Subterráneo El sistema de riego en invernaderos de tipo subterráneo es el método más empleado en estos días. Este sistema de riego se trata de perforaciones en las tuberías que son enterradas a una determinada profundidad, mas o menos entre 10 y 50 CMS. Esto va a depender de si el suelo es más arcilloso o arenoso. Una de las ventajas que posee este sistema de riego es que al no estar expuesto al aire produce una perdida menor de agua.

 

• Riego con manguera

 

El sistema de riego en invernaderos a través del uso de la manguera no es muy recomendable para los invernaderos ya que al ser un sistema manual la persona encargada debe dedicar mucho tiempo a esta actividad, además nunca se consigue una uniformidad óptima debido a que cae agua en algunos lugares más que en otros. Si se va a utilizar una manguera hay que tener en cuenta adquirir aquellas fabricadas con algún material que no se doble debido a que los dobleces o pliegues interrumpen el paso del agua y dificultan la movilidad del individuo.

 

Sistema Más Utilizado Para El Riego De Los Invernaderos

 

  • Riego por goteo

 

Este sistema de riego en invernaderos se utiliza para localizar el agua al pie de cada planta. Existen dos modelos, los integrados y de botón. Los primeros se encuentran en la misma tubería, mientras que los de botón se aplican en la tubería. Este sistema de riego en invernaderos tiene como ventaja el ahorro de grandes cantidades de agua y además mantiene un nivel de humedad constante en el suelo sin provocar charcos ni estancamientos de agua. También mediante este sistema se puede utilizar agua salina ya que el agua salina aporta un extra de agua para lavar las sales en zonas mucho más profundas yendo por debajo de las raíces. También permite la aplicación de fertilizantes disueltos que van directamente a la planta; en este sistema de riego es necesario un buen filtrado.

Uno de los sistemas de riego más extendido y empleado, debido a su eficacia y al ahorro de agua que se consigue, es el sistema de riego localizado por goteo.

 

En una instalación de riego por goteo se pueden distinguir, a grandes rasgos, los siguientes componentes:

 

– el grupo de bombeo de agua: que comprende, además de la bomba de agua, la tubería de aspiración de agua desde la fuente (pozo o depósito) y la tubería de impulsión a la salida de la bomba.

 

Para pozos con aguas profundas resulta más eficaz el empleo de bombas sumergibles. En este caso será necesario conocer el descenso máximo que experimente el nivel de agua del pozo durante el bombeo, para evitar que éste pueda descender por debajo de la entrada a la bomba.

 

Toda bomba deberá trabajar cerca de su máximo rendimiento, el cual se alcanza sólo en un estrecho margen de caudal, que será el criterio que se emplee para la selección del tipo de bomba. Esta información aparecerá en las curvas de funcionamiento de la bomba que deberá ser suministrada por el fabricante en sus catálogos técnico.

 

En cuanto al diámetro, en general, se recomienda que se instale la bomba lo más centrada posible en el hueco del pozo para que la bomba quede rodeada en todo su perímetro por agua, y que exista una distancia lateral mínima entre el perímetro de la bomba y la pared interior del pozo.

 

 

– el cabezal de la instalación: que comprende un conjunto de aparatos destinados a tratar, medir y filtrar el agua, además de los dispositivos de inyección de fertilizantes.

 

Básicamente, en los sistemas de riegos por goteo se pueden emplear tres tipos de filtros, según su función de filtrado:

 

• Filtros de hidrociclón, empleados para separar las partículas más pesadas que lleva el agua en suspensión, tales como la arena presente en el flujo.

• Filtros de arena, para retener las partículas de arcilla y materia orgánica presentes.

• Filtros de malla y filtros de anillas (o disco), muy empleados sobretodo para flujos de agua procedente de pozos.

 

Otro componente del cabezal es el equipo de Fertirrigación, La fertirrigación es una técnica que permite aprovechar el sistema de riego por goteo para aplicar simultáneamente con el agua fertilizantes que van disueltos en la corriente.

 

Ello permite conseguir un ahorro en fertilizantes, dado que agua y fertilizante se aplican localizados en la zona de las raíces de la planta, y una mejor asimilación debido al elevado contenido de humedad del suelo que permite la disolución del abono, además de rapidez de actuación y economía para la distribución del abono.

 

Por otro lado, el equipo de fertirrigación, además de para fertilizantes y abonos, puede ser empleado para inyectar herbicidas, funguicidas e insecticidas.

 

 

– la red de distribución de tuberías: que la forman por un lado las líneas principales y secundarias de distribución que suelen ir enterradas, y por otro lado, los ramales portagoteros que recorren por la superficie del terreno las hileras de cultivo para la descarga del agua.

 

La tuberías de polietileno se fabrican mediante extrusión del material. Son más flexibles y menos frágiles que las de PVC.

 

 

– los emisores o goteros: que son los elementos encargados de aplicar el agua a las plantas y que van insertados en los ramales portagoteros a cada cierta distancia uno de otro, coincidiendo generalmente con la posición de la planta.

 

Mención especial merecen los goteros autocompensantes , que son muy útiles cuando los ramales de tuberías donde van instalados los goteros son muy largos que pueden presentar mucha variación de presión entre el comienzo y el final de la tubería, o en terrenos accidentados con muchos desniveles.

GESTIRIEGO MÉXICO estuvo presente en la puesta en marcha del nuevo equipo de filtración FILTERNOX destinado a una plantación de maíz. Agradecer a nuestro cliente SERVICIOS DE INSTALACION Y CONSTRUCCIÓN AGRICOLA SA DE CV la confianza depositada en nosotros y, a sus clientes por seguir confiando en nuestros productos para sus nuevas plantaciones.

 

A día de hoy el equipo de filtración sigue ofreciendo un óptimo rendimiento contribuyendo a la obtención de productos de máxima calidad.

 

CARACTERISTICAS DE LA INSTALACIÓN

 

Rancho Los Cedros

Ciudad: Irapuato

Estado: Guanajuato

País: México

Hectáreas: 40

Plantación: Maíz

Tipo de Riego: Goteo

Filtración: Filternox 8” Eléctrico

Malla de 120 mesh