Guía para realizar una fertirrigación adecuada

 

Con la fertirrigación estamos unificando dos de los elementos indispensables para el desarrollo de una planta, agua y nutrientes. Si realizamos esta operación correctamente, conseguiremos unos resultados sorprendentes. Este proceso tiene sus ventajas y sus inconvenientes que comentaremos en este artículo.

 

Básicamente, la fertirrigación consiste en introducir un nutriente específico en el agua de riego, ya sea por medio de una abonadora simple o algo bastante más complejo. Para ello hay que tener unos conocimientos previos y realizar unos cálculos estimatorios para conocer las cantidades exactas de abono que se ha de añadir.

 

La particularidad que tiene esta forma de regar y abonar a la misma vez es que tiene gran aplicación a los cultivos intensivos. Las medidas están muy controladas y se intenta llegar a optimizar todo el proceso al máximo.

 

Esto se hace calculando las cantidades exactas de minerales que las plantas absorben para completar su ciclo biológico y aportarlas al suelo. Para saber este dato hay que consultar la bibliografía y varios estudios como el análisis del suelo y el análisis foliar. Por eso la mayor aplicación es para cultivos intensivos.

 

Fertirrigación racional

 

Se pretende que, a pesar de que hay grandes avances en los equipos de aplicación de abonado y riego, no deben abandonarse técnicas clásicas de contrastada utilidad. Con esto reducimos las aplicaciones de abonos solubles por equipos de riego que no son baratos en comparación con abonos naturales.

 

Dicho sistema de riego y abonado no obstruye la capacidad de aprovechar medios naturales (y clásicos) de reconstituir los minerales perdidos en el suelo. Por ejemplo:

 

• Fijación biológica de nitrógeno.

• Aportes de materia orgánica de procedencia vegetal o animal.

• Acolchados. • Abono verdes.

• Aprovechar los residuos de las cosechas.

 

Como es posible que a través de estas técnicas no se completen todas las necesidades exactas de los cultivos, se puede complementar con la fertirrigación.

 

ESQUEMA DE ABONADO RACIONAL

 

Empezamos por conocer “lo que tenemos”

 

1. Análisis de la calidad del agua

2. Análisis del suelo o sustrato donde vamos a cultivar

 

Seleccionamos el cultivo idóneo

 

• Variedades adaptadas a nuestro clima

• Patrones y portainjertos

• Semillas seleccionadas

 

Abonado de fondo (previo al cultivo)

 

1. Reconstituir los valores nutricionales del suelo (conociendo sus valores a través del análisis)

 

Fertilización de cobertera (con el cultivo)

 

• Puede ser fertilización normal (abonos sólidos aportados manual o mecánicamente sobre las plantas),

• o Fertirrigación

 

VENTAJAS DE LA FERTIRRIGACIÓN

 

1. Únicamente el bulbo húmedo alrededor de la planta tiene humedad y nutrientes. Gran optimización de los recursos.

2. Se puede aprovechar con mayor beneficio aguas de baja calidad.

3. Se evita el exceso de nutrientes y, por tanto, la contaminación de los suelos y aguas subterráneas.

4. Las labores agrícolas y el mantenimiento se reducen considerablemente.

5. Requiere menos mano de obra y se ahorran costes de mantenimiento.

6. Se reduce la compactación y erosión del suelo (no se realizarán labores mecánicas de aporte de nutrientes).

7. Ahorro de agua.

 

DESVENTAJAS DE LA FERTIRRIGACIÓN

 

1. Los fertilizantes solubles en el agua se encarecen bastante con respecto a los tradicionales.

2. El coste de la infraestructura inicial para poder añadir abonos al agua.

3. Se requieren cálculos para conocer la dosis, las conversiones y la operación de riego.

4. La distribución equitativa del fertilizante depende de la calidad del sistema de riego.

5. Los niveles de salinidad en el agua pueden aumentar si no se toman medidas.

6. Se debe tener conocimientos sobre la mezcla de fertilizantes y su compatibilidad.

7. Los goteros se puede obstruir con facilidad.

 

CARACTERISTICAS DE LOS FERTILIZANTES UTILIZADOS

 

Lo que se busca a la hora de producir nuevos fertilizantes apropiados para este tipo de riego es lo siguiente:

 

• Que tengan solubilidad total en contacto con el agua.

• Que dispongan de bajo contenido en sales, para no perjudicar el suelo y las plantas.

• Que sea lo más puro posible, para disminuir las obturaciones en los goteros.

 

OBTURACIONES EN LOS GOTEROS

 

Como hemos comentado antes, este es uno de los grandes problemas en la fertirrigación moderna. Hay algunos medios (no sólo químicos) para reducir dichas obturaciones, como descalcificadores electrónicos (los impulsos electrónicos que genera hace que se altere el proceso de cristalización del calcio líquido).

 

Sin embargo, otro método también efectivo (aunque menos) es la incorporación a la fertirrigación de ácido nítrico.

 

Con la aplicación de este compuesto, por un lado se elimina la obturación de los goteros, y por otro, se mejora la calidad del agua, pues descompone los bicarbonatos que contiene de forma natural. Su aplicación es semanal o mensual, para conseguir un mantenimiento medio de toda la instalación de riego.

 

Otro uso también estandarizado es para reducir el pH de un suelo cuando éste es muy básico.

 

INYECCIÓN DE FERTILIZANTES EN EL CABEZAL DE RIEGO

 

Partimos del cabezal de riego, Electroválvulas, filtros, manómetros, programadores, contadores, etc. Si queremos aplicar abonos en el agua, necesitamos una abonadora o equipo de inyección, como se conoce de forma técnica.

 

La inyección de fertilizantes, es decir, la fertirrigación, se realiza en el cabezal de riego. Se puede hacer de varias formas:

 

• Por efecto Venturi.

• Mediante un tanque de fertilización.

• A través de una bomba de inyección (eléctrica o hidráulica).

 

De cara a mirar la economía, el inyector Venturi es el más barato pero, por tanto, el que más pérdidas de presión produce. De aquí la importancia de escoger goteros compensantes para evitar desequilibrios en el riego, sobre todo cuando el Venturi está trabajando.

 

El tanque de fertilización tiene una instalación simple: un recipiente de grandes medidas conectado de forma paralela a la red donde se añade el abono. Según sea el caudal de salida (menor al final) la concentración de abono variará, por eso los problemas que presenta a la hora de liberar la misma cantidad de abono, sobre todo cuando se trabajan distintos sectores de riego y no se riega a la vez.

 

La bomba de inyección es, de los tres, el más preciso, aunque también el más caro. El caudal de agua inyectado se regula, por lo que la concentración siempre es la misma. Puede funcionar de forma eléctrica o hidráulica, aunque en este último caso dependerá de la presión que no se produzcan fluctuaciones en la concentración.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *