Ventosas

Ventosas, un seguro para mantener el rendimiento de tu instalación

Las ventosas, a pesar de ser uno de los elementos más pequeños de la instalación, tienen una función fundamental para un óptimo rendimiento. Esto se debe a la presencia de aire en sistemas de tuberías, filtrado y bombeos, que puede llevar a pérdidas de carga y mal funcionamiento de los diferentes elementos, así como las temidas roturas de las conducciones.

En comparación con el resto de elementos de la instalación, las ventosas suponen una inversión pequeña. Sin embargo, no realizarla o disponer de forma errónea las ventosas en la instalación puede suponer una gran diferencia de eficiencia, incluso llegar a la parada de la instalación u ocasionar roturas de otros elementos.

El aire siempre se encuentra presente en las instalaciones de riego a presión. Por ello, contar con ventosas y su correcta disposición marcará la diferencia entre tener un riego eficiente o no.

Debido a esto, las ventosas no solo nos protegen frente a pérdidas de rendimiento, también frente a otros posibles costes derivados del mantenimiento o cambio de aquellos elementos afectados por el aire presente en la instalación de riego por goteo.

¿Qué problemas puede causar la presencia de aire en redes de riego a presión?

El aire presente en las instalaciones de riego tiende a agruparse en las zonas más altas de la instalación (por diferencia de densidad con el agua). El aire -a diferencia del agua- se comprime, de forma que en las zonas de acumulación da lugar a:

  • Sobrepresiones puntuales en las zonas de acumulación, provocando roturas.
  • Depresiones en tuberías: En el momento de vaciado de las tuberías, se provoca un vacío que puede provocar aplastamiento de las conducciones.
  • Limitación (parcial o total) de la circulación del agua.
  • Pérdida de eficiencia en elementos clave como filtración o bombeo.
  • Cavitación en otros elementos de la instalación.
  • Bajada en la precisión de medición del caudal y desgaste de los contadores, en concreto de sus partes móviles.

Todos estos problemas se traducen en una bajada del rendimiento de la instalación que nos lleva a un aumento en los costes de riego de nuestro cultivo, así como aumento de costes en el mantenimiento y cambio de elementos de la instalación de riego.

¿Cómo se introduce aire en una instalación de riego a presión?

El aire es un elemento que siempre está presente en las instalaciones de riego. Desde la primera puesta en marcha de la instalación hasta en su funcionamiento normal. Incluso el agua que tomamos de la fuente también lleva disuelto aire en su composición.

Por esto, y para realizar una correcta instalación de las ventosas de nuestra red de riego, es importante saber cuándo se introduce aire en nuestro riego:

  • Aire disuelto en el agua tomada de canales, balsas, red de abastecimiento, etc.
  • Durante el proceso de aspiración del agua de la fuente se pueden crear vórtices y, con ello, introducirse aire en nuestra instalación.
  • Los cambios de pendientes en las conducciones provocan cambios de presión en el agua en circulación. Estos cambios de presión bruscos provocan una liberación del aire disuelto en el agua que lleva a la formación de bolsas de aire.

¿Dónde instalo las ventosas en una instalación de riego a presión?

Todo lo expuesto anteriormente nos lleva a la conclusión de que es indispensable disponer de ventosas para la eliminación de ese aire en nuestra red de riego que puede llevarnos a la pérdida de eficiencia. Sin embargo, tan importante es disponer de ventosas de calidad como su correcta localización a lo largo de nuestra instalación.

Así, los puntos clave donde deberemos disponer de una ventosa para proteger todo el sistema de riego de los efectos del aire son:

  • Puntos altos de las instalaciones de riego para un mejor purgado.
  • Cambios de pendiente. Si los cambios de pendiente son prolongados, se recomienda instalar una ventosa cada 400-1.000 metros.
  • En caso de que la tubería suba por encima del nivel del suelo.
  • Grandes ramales con pendiente uniforme y tuberías en riego subterráneo.
  • Puntos altos de bombeos y zonas de cavitación.
  • A la entrada de los instrumentos de medida como contadores para evitar errores y prolongar su vida útil.
  • Aguas abajo de válvulas reductoras de presión (la reducción de presión libera el aire disuelto en el agua).
  • Antes de las reducciones en los diámetros de tuberías.
  • En la parte alta de sistemas de filtrado que incorporen colectores.

A cada lado de los cruces por debajo de carreteras.

Uso recomendado de las ventosas: En puntos altos para facilitar el llenado de tuberías, antes de los aparatos de medición (contadores), filtros y cada 400 metros en conducciones con pendiente uniforme.





¿Qué tipo de ventosa elegir para mi instalación?

En Gestiriego sabemos que hasta el elemento más pequeño de nuestra instalación es una pieza clave para que el riego sea eficiente y no causar problemas en los demás elementos. Por eso, en nuestro catálogo disponemos de ventosas de doble y triple efecto. Estas ventosas se caracterizan por:

  • Evacuar grandes cantidades de aire durante el llenado.
  • Introducir aire en el vaciado de las tuberías para evitar el colapso de las mismas.
  • Purgar de forma continua y automática la bolsa de aire que pudiera llegar a su nivel.

Dentro de nuestro catálogo puedes encontrar dos modelos de ventosas:

Ambos tipos de ventosa disponen de similares prestaciones, siendo la Ventosa GTR una ventosa Premium para agricultores exigentes y la Ventosa VP una ventosa más compacta. Ambas con el novedoso sistema “Wave System” patentado por Gestiriego.

Este sistema Wave System garantiza la eficiencia de la ventosa, permitiendo la evacuación de grandes volúmenes de aire cuando la instalación está en carga y asegurándonos un cierre a baja presión.


Todos los productos de Ventosas




¿Tienes duda en la elección de la ventosa idónea para tu sistema de riego? ¿Sabrías cuántas ventosas requiere tu instalación? ¿Y su disposición en los puntos adecuados?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros, ¡estaremos encantados de ayudarte a mejorar tu sistema de riego y crear juntos «el camino del agua»!