Las cebollas son una de las hortalizas más importantes en cualquier cocina y se cree que tienen su origen en el centro-oeste de Asia.

 

En España se cultivan unas 35.000 hectáreas, distribuidas por todas las provincias. Las regiones donde más extendido está este cultivo son: Levante, Centro y Andalucía. La producción total de España se aproxima al millón de toneladas, y en cuanto al comercio internacional somos el segundo lugar como exportador, detrás de Holanda.

 

La técnica preferida es el riego por aspersión, aunque el riego por goteo se utiliza cada vez más ya que se consigue una rentabilidad mayor.

 

Las cebollas pueden cultivarse en diversos suelos: profundos y calizos y con arenas aluviales o suelos margosos.

 

El riego por goteo es muy simple: solo hay que colocar una manguera de goteo más o menos cada dos hileras para sacar el máximo partido del sistema. El mismo concepto se aplica para la subirrigación, aunque la manguera de goteo se coloca a una profundidad de 20 o 25 centímetros para regar las raíces.

 

La preparación del suelo es esencial para que el riego sea efectivo. La distancia de las mangueras de subirrigación depende de la distancia entre los lechos y las características del suelo. Este tipo de riego se utiliza principalmente cuando hay muchas plantas o si el número de hileras por lecho es impar.

 

La distancia entre los emisores y su capacidad depende de las características del suelo y de la densidad de semillas, aunque suelen variar entre 30 y 40 centímetros y 0,6 y 2 litros por hora.

 

Otro instrumento importante para quienes utilizan el riego por goteo es la fertirrigación, que permite a los productores asistir los cultivos de forma eficiente. Hay que tener en cuenta que las raíces de las cebollas no son muy profundas ni fibrosas, por lo que la fertirrigación debe ser muy eficiente. El 50% de la absorción total de los tres principales nutrientes (nitrógeno, fósforo y potasio) se produce durante el último mes antes de la cosecha, por lo que hay que procurar fertilizar cuando las plantas lo necesiten de verdad.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *