El Valle del Jerte, en Cáceres, España, es una de las principales zonas productoras de cerezo en la Península Ibérica. La modernización y la reconversión varietal que se ha realizado en los últimos años, ha supuesto un paso a sistemas más intensivos con nuevas variedades y patrones menos vigorosos, así como la aplicación del riego, contribuyendo a que la agricultura haya pasado a ser una actividad que demanda cantidades importantes de agua.

 

El uso eficiente del agua y su gestión eficaz y equitativa en zonas de montaña como es el Valle del Jerte, donde nunca han existido restricciones de agua, pero en la actualidad la agricultura ejerce una fuerte presión sobre los recursos hídricos, pasa por estudiar estrategias de riego optimizando la utilización sostenible de este recurso.

 

En las zonas áridas y semiáridas, donde es frecuente la conjunción de la escasez y mala calidad del agua, los sistemas de riego localizado están teniendo una gran expansión en relación a los riegos de superficie, en especial por su alta eficiencia de aplicación (ahorro de agua), que sin duda alguna es necesario e imprescindible en la zona del Valle del Jerte.

 

A esta ventaja habrá que añadirle muchas otras, como por ejemplo:

 

  • – Facilidad para conseguir una mayor uniformidad de distribución
  • – Mejor planificación y operatividad de la plantación
  • – Mayor automatización y menor necesidad de mano de obra
  • – Fertilización más eficiente
  • – Limita la proliferación de malas hierbas

 

Para que esta mayor rentabilidad del riego por goteo pueda tener lugar, hay que partir de un diseño correcto, tanto agronómico como hidráulico.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *