¿Cómo funcionan los invernaderos?

Un invernadero es un lugar cerrado que se destina a la producción de cultivos para protegerlos de excesos de temperaturas, humedad y otros factores ambientales. Habitualmente está dotado de una cubierta exterior translúcida de vidrio o plástico, permitiendo un control más exhaustivo del cultivo en cuestión y favorecer su crecimiento óptimo. Esto impide el transporte del calor acumulado hacia el exterior y obstruye la salida de una parte de la radiación infrarroja. El efecto es la acumulación de calor y el aumento de la temperatura del recinto.

En definitiva, ¿qué ventajas se tienen en el cultivo en invernaderos?

  1. Intensificación de la producción. Permite establecer las condiciones óptimas para el buen desarrollo de la producción.
  2. Aumento de los rendimientos. Se consigue un rendimiento por unidad de superficie hasta tres veces mayor comparado con campo abierto.
  3. Menores riesgos en la producción. Los daños causados por factores climatológicos se minimizan debido a la protección de la producción.
  4. Uso eficiente de los productos. Optimización del agua y fertilizantes necesarios para cada etapa de desarrollo del cultivo con un sistema de riego más controlado, eficiente y preciso.
  5. Mayor control de plagas y enfermedades. Facilidad en el control de plagas y enfermedades debido al aislamiento del cultivo con el exterior y su cuidado sistema de control.
  6. Posibilidad de cultivar todo el año. El cultivo en invernadero tiene independencia del medio exterior, pues controla factores como las bajas temperaturas del invierno o las altas del verano, ya que aísla e implementa sistemas de calefacción, ventilación y enfriamiento.

 

¿Para qué tipo de cultivo van destinados los invernaderos?

  • Invernaderos para flor.
  • Invernaderos para semilleros.
  • Invernaderos hidropónicos.
  • Invernaderos para el cultivo de hortalizas.

En España, el cultivo más común en invernadero es el cultivo de hortalizas, suponiendo un 90% aproximadamente en cuanto a hectáreas de superficie.

Sistemas de riego en invernadero.

El sistema de riego idóneo para un cultivo en invernadero viene influido por diversos factores, entre los que se encuentran el tipo de invernadero (las necesidades de riego varían según superficie y altura del invernadero), tipo de suelo (un suelo arenoso se encharca con más dificultad que un suelo arcilloso), labranza (con la preparación del suelo se puede favorecer la estructura y mejorar la capacidad del suelo), climatología (dependiendo de la zona o de la estación, penetrará más calor o menos al interior del invernadero, aunque existen sistemas de control de que regular las temperaturas del interior), tipo de cultivo y estado de desarrollo (según el cultivo en cuestión y su estado de desarrollo necesitará unas necesidades hídricas u otras) y, finalmente, el comportamiento del agua en el suelo (según el tipo de riego que se utilice, en el riego mediante aspersión el agua tienda a moverse hacia abajo, mientras que en el riego localizado por goteo tiende a moverse de forma más horizontal).

 

¿Cuáles son los sistemas de riego más utilizados en invernadero?

El sistema de riego localizado por goteo se utiliza para aportar a pie de planta la cantidad de agua y nutrientes que exactamente esta necesita. Dentro del sistema de riego localizado por goteo existen dos alternativas: Gotero integrado en la tubería y gotero pinchado (o gotero de botón). La opción más común en riego en invernadero es tubería con gotero integrado turbulento (no autocompensante, puesto que no hay alteraciones en el terreno al ser un cultivo concentrado en invernadero).

El sistema de riego localizado por goteo tiene como principal ventaja el ahorro de agua y nutrientes (mediante el aporte exacto de los mismos para el crecimiento óptimo de la planta) y, además, mantiene un nivel de humedad constante en el suelo sin provocar charcos o sequedad.

Otro sistema de riego localizado por goteo y también común en invernadero es el riego subterráneo. Estas tuberías son especialmente diseñadas para trabajar bajo tierra, lo que provoca una proporción de agua y nutrientes exactamente a la raíz de la planta, ahorrando aún más en ambas cantidades al no evaporarse con tanta facilidad y quedando en la tierra. Además, se trata de un sistema de riego que permite un manejo más fácil en el cultivo y en las tareas cotidianas del mismo, evita roturas en la tubería de roedores que se puedan colar en el invernadero y aporta una visión más estética.

El riego hidropónico cada vez tiene más participación en los cultivos en invernadero. Mediante un sistema de tuberías de microirrigación, goteros pinchados, microtubos y piquetas llega el agua directamente a la raíz de la planta. El riego con hidroponía va destinado a cultivos de alta precisión evitando encharcamientos. Además, proporciona fácil manejo en su uso permitiendo combinaciones más fáciles en los cultivos, caudales, precisiones…

Finalmente, otro sistema de riego menos preciso pero también común en el riego en invernadero es el riego mediante micro-aspersión. Se trata de un riego menos preciso porque su suministro de agua es aéreo y no garantiza el aporte exacto a pie de planta.

 

¿Qué sistemas de riego para invernadero te proporciona GESTIRIEGO?

En riego localizado por goteo Gestiriego le ofrece CEODRIP con gotero integrado de régimen turbulento, avalándolo sus 25 años de excelente trayectoria.

En riego localizado subterráneo por goteo le ofrece TERRAM, formado por una tubería emisora que cuenta en su interior con un gotero autocompensante, antisucción, autolimpiante y un sistema antiraiz evitando que la raíz de la planta obstruya el gotero, diseñado especialmente para trabajar bajo tierra.

Gestiriego también le ofrece sus KITS HIDROPÓNICOS o accesorios por separado si así lo requiere. La fabricación propia y muy precisa de las piquetas y, en definitiva, de todos los componentes del kit hace que sea un conjunto muy preciso.

 

¿Necesita más información a cerca de los productos recomendados en invernadero?

¡No lo dudes, contacta con nosotros!

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *