Valvulería Hidráulica

Válvulas hidráulicas, pura mecánica hidráulica al servicio del agua.

En el camino del agua, desde su origen (embalse, depósito, etc…) hasta los cultivos, esta circula por las tuberías de presión, hasta encontrarse en su camino con las válvulas hidráulicas.

Las válvulas hidráulicas son una parte imprescindible en los sistemas de regadío, pues tienen la finalidad de interrumpir la circulación del agua cuando ha terminado el tiempo de riego, o bien de aislar uno o varios tramos de la conducción, para realizar reparaciones o trabajos de mantenimiento. Además, también pueden regular la presión y el caudal del agua de riego. Para llevar a cabo todas estas funciones, utilizan la energía propia del agua que circula a través de ellas, por lo que el gasto energético es nulo. No obstante, para el caso de las que incorporan solenoides para su control, son necesarias unas órdenes eléctricas, a través de dichos dispositivos eléctricos de bajo consumo.

¿Qué partes diferenciadas tiene una válvula hidráulica?

Una válvula hidráulica está formada por tres partes principales:

  • El cuerpo o válvula básica: elemento encargado de modular el paso del agua.
  • Uno o varios pilotos encargados de dirigir la válvula básica.
  • El circuito de control: que incluye llaves manuales, el filtro de protección, minitubos, dispositivos de regulación y todas las conexiones de estos elementos con la válvula básica, los pilotos y la red de tuberías.

“Las válvulas hidráulicas son autónomas, por lo que no necesitan ningún aporte de energía exterior para funcionar”

Funcionamiento

El funcionamiento de una válvula hidráulica es muy simple. El piloto recibe la información sobre el caudal, presión, o el parámetro que deba controlar, a partir del circuito de control. Si se produce una variación en los datos recibidos, el diafragma de la válvula reacciona por orden del piloto, posicionándose de nuevo, de manera que cumpla con el mandato preestablecido.

¿Qué tipo de válvulas hidráulicas se utilizan en los sistemas de riego?

Las válvulas hidráulicas se pueden clasificar según el sistema de accionamiento, según el número de cámaras que contengan y según la forma de su cuerpo.

Según el sistema de accionamiento, pueden ser de diafragma o de pistón. Estas últimas no son recomendables para trabajar con aguas no muy limpias, como por ejemplo el agua de riego, ya que las impurezas que contenga el agua se pueden introducir entre el pistón y la camisa que la envuelve, eliminando la estanqueidad y necesitando un gran mantenimiento. Por tanto, para un sistema de riego, se utilizarán las válvulas de diafragma, donde el sistema de accionamiento es una membrana o diafragma.

Según el número de cámaras que contengan, pueden ser de cámara simple o de cámara doble. Las cámaras son espacios independientes utilizados para, con la ayuda de la presión hidráulica del circuito, posicionar el sistema de accionamiento de la válvula y por tanto variar su grado de apertura. Cada una de estas tienen sus ventajas e inconvenientes, y entenderlos nos ayudará a elegir de forma más adecuada:

Las válvulas de cámara doble:

  • Presión de apertura muy baja (2 o 3 mca). Son las únicas recomendadas para funcionar a baja o muy baja presión.
  • Tiempo de cierre corto y suave.
  • No hay contacto entre el diafragma y el líquido.
  • Verdadero control de la velocidad de apertura y cierre.
  • Diseño relativamente complicado.

Las válvulas de cámara simple:

  • Presión de apertura media-alta (7 a 12 mca, según modelos).
  • Tempo de cierre largo y progresivamente acelerado.
  • Hay contacto con el diafragma y el líquido.
  • Control de velocidad de apertura y cierre limitado.
  • Simples y de mantenimiento sencillo.

Según la forma de su cuerpo, en riego agrícola generalmente nos vamos a encontrar válvulas con forma de “Y”, con forma de “globo” o en forma de “ángulo”.




¿Cómo puede ayudarte GESTIRIEGO en tu elección de válvula hidráulica?

En GESTIRIEGO proponemos válvulas hidráulicas que son altamente resistentes a ciclos de operación muy largos contando con un perfecto sistema de apertura y cierre hidráulico. De igual modo, están diseñadas para tener una larga vida útil. Tienen carácter multifuncional y una máxima simplicidad constructiva que se traduce en mantenimientos rápidos y sencillos, eliminando prácticamente el mantenimiento y convirtiéndolas en imprescindibles para solventar un gran número de problemas que se presentan en toda la instalación hidráulica.

Características

  • DIAFRAGMA: Caucho natural reforzado con nylon.
  • RECUBRIMIENTO: Doble recubrimiento epoxi-poliéster.
  • CONEXIONES:
    • Rosca hembra BSP (NPT bajo pedido).
    • Bridas ISO-7005-2 (ANSI o BS bajo pedido).
    • Ranura.
  • PRESIÓN NOMINAL:
    • PN4, PN6 o PN16 (bar).
  • PRESIÓN MÍNIMA DE ACTIVACIÓN:
    • PN4: 0,4 (bar).
    • PN6: 1,0 (bar).
    • PN16: 1,5 (bar).

Especificaciones

  • Válvula metálica cuerpo en fundición de hierro GG con protección de barnizado al horno mediante doble recubrimiento epoxi-poliéster, lo que le aporta gran resistencia a la corrosión.
  • El cuerpo de la válvula plástica está fabricado en poliamida con fibra de vidrio, de alta resistencia frente a la radiación UV.
  • Muelle en acero inoxidable y asiento del muelle en nylon reforzado.
  • Diafragma fabricado en caucho natural reforzado con nylon.
  • Presión de trabajo desde 0,8-16 bar.
  • Bajas pérdidas de carga.

Aplicaciones

  • Aptas para el riego en jardinería, agricultura e industria.


Todos los productos de Valvulería Hidráulica




¿Tienes duda en la elección del sistema idóneo para tu sistema de riego?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros, ¡estaremos encantados de ayudarte a mejorar tu sistema de riego y crear juntos “El Camino del Agua”!