El diseño agronómico representa la primera fase del procedimiento de diseño de cualquier tipo de riego, con el que se determina la cantidad de agua que ha de transportar la instalación, correspondiente a las necesidades brutas de riego en las épocas de máxima necesidad. Es una parte importante en un proyecto de riego ya que si se cometen errores en los cálculos del diseño agronómico repercutirán posteriormente en el diseño hidráulico.

 

Las variables a tener en cuenta son:

 

– Determinación de las necesidades hídricas.

 

La planta solo utiliza una pequeña parte del agua disponible en sus procesos metabólicos, el resto se pierde por la transpiración del propio vegetal y por evaporación en el suelo, fenómeno conocido como evapotranspiración del cultivo (ETc). La cantidad de agua a aportar deberá ser igual a la ETc para así compensar dichas pérdidas.

 

ET0 es la evapotranspiración de referencia, dato que se puede obtener de las estaciones meteorológicas más cercanas de cada provincia.

Kc es un coeficiente propio de cada cultivo, dato que se puede consultar en multitud referencias, una de ellas es FAO.

 

ETc= Et0 x Kc.

 

– Cálculo de las necesidades de riego.

 

Para obtener las necesidades netas de riego (Nn), a este resultado deben restarse las ganancias por lluvias o precipitación efectiva (Pef).

 

Ningún sistema de riego es perfecto, por lo que el anterior valor se multiplica por la eficiencia de riego (Ea) del sistema empleado para obtener las necesidades brutas (Nb) de riego. Se considera una Ea del 90% en riego por goteo (y del 75% en aspersión).

 

Nb= Nn x Ea.

 

– Frecuencia y tiempo de riego.

 

Una de las ventajas del riego por goteo es el ahorro de agua, precisamente porque no es necesario mojar todo el terreno como ocurre en el riego por inundación. El área mojada por el gotero varía según el caudal del mismo, y de la textura del suelo. El caudal de los goteros va a ser 4 L/h (a menor caudal, mayor obstrucción), y la superficie aproximada que moja un gotero es de aproximadamente un diámetro de 1,25 m, aunque este dato varía en función de la textura del suelo. Para evitar cálculos vamos a servirnos de las tablas de la normativa de producción integrada, diseñadas para tal efecto.

 

– Número de emisores por árbol en riego por goteo.

 

Edad del arbol              Arcilloso             Franco               Arenoso                 Gravoso

1 – 2                                    1                         1                         1 – 2                         2

3 – 4                                   1                          2                        2 – 4                         4

5 – 6                                   2                         4                         4 – 6                         6

7 – 8                                2 – 4                   4 – 6                      6 – 8                         8

>8                                      4                         6                            8                         8 – 12

 

– Frecuencia de riego recomendados en sistemas localizados.

 

Tipo de suelo

Epoca                                 Arcilloso             Franco           Arenoso              Gravoso

PRIMAVERA                   G- 2 V.P.S.        G- 3 V.P.S.         G- DIARIO         G- 1-2 V.P.D.

VERANO                        G- 3 V.P.S.        G- DIARIO          G- DIARIO         G- 2-3 V.P.D.

OTOÑO                          G- 2 V.P.S.        G- 3 V.P.S.          G- DIARIO          G- 1-2 V.P.D.

 

V.P.S. – VECES POR SEMANA

V.P.D. – VECES POR DÍA

G – SISTEMA DE RIEGO POR GOTEO

MA – SISTEMA DE RIEGO POR MICROASPERSIÓN

 

– Calculo del caudal.

 

Finalmente, calculamos el caudal necesario para abastecer nuestra superficie, multiplicando las necesidades por planta por el número de árboles.

 

Estos datos nos van a servir como punto de partida a la hora de dimensionar todos los componentes de la instalación en la segunda parte del proyecto; el diseño hidráulico.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *