CULTIVOS: TOMATE

1 enero, 1970

Importancia económica y distribución geográfica

  • El tomate es el fruto de la tomatera, planta de origen americano. En concreto, se considera originario de Ecuador, Perú y la zona norte de Chile.
  • En la actualidad, el tomate es uno de los alimentos más populares en Europa, debido en parte a su versatilidad y su facilidad para combinarse bien con una amplia variedad de alimentos y de hierbas aromáticas.
  • La producción a nivel mundial del tomate es de 85 millones de toneladas según la FAO 2007, los países con mayor producción son China, La India y E.E.U.U
    Si quieres conocer más sobre cómo se cultiva el tomate, lee el siguiente apartado en el que hablaremos del clima necesario, suelos más adecuados y cuál es el mejor tipo de riego para esta planta.

Requerimientos  edafoclimáticas (clima y suelo)

1. Clima

La tomatera es un tipo de planta que se adapta muy bien a una gran variedad de climas.
Pero la excepción se encuentra en climas proclives sufrir heladas, fenómeno al que el tomate es sensible.
Según el desarrollo vegetativo del tomate, requiere un periodo libre de heladas de 110 días, sin que se sufra pérdidas de rendimiento.

A  la hora de cultivar tomate es importante tener en cuenta la franja de temperaturas óptimas, durante el día es adecuada una temperatura entre 24-25 ºC mientras que por la noche 15-18 ºC.

Siendo la temperatura ideal para la floración 21 ºC, mientras que por debajo de 7ºC no es beneficioso para la planta.
La tomatera se encuentra entre las hortalizas que más sufren con el frío, al igual que la patata, la lechuga…

Además la planta de tomate requiere humedades que no superen el 70 %. Si se superan estos valores, favorecerá el desarrollo de hongos.

2.Suelos

Uno de los beneficios del tomate es que no es una planta muy exigente en cuanto a suelos.
Este tipo de planta prefiere suelos profundos y con buen drenaje. Al poseer un sistema radicular poco profundo su adaptación a suelos pobres es buena. Pero un riego excesivo en el que la tierra no pueda absorber el agua con rapidez, producirá un encharcamiento pudriendo así las raíces y favoreciendo el desarrollo de enfermedades.

3.Riego y marco de plantación:

El cultivo del tomate es muy sensible tanto a la falta como al exceso de humedad en el suelo, por lo que en cultivo en invernadero habrá que recurrir al riego, al igual que en los cultivos al aire libre cuando hay escasez de lluvias , normalmente el tomate se cultiva en la época más seca del año.

El marco de plantación a la hora de plantar es cambiante y dependerá del espacio del que se disponga para cultivar.
El espacio por tanto podrá ser 0,3 m entre plantas y 0,5 m entre filas, en caso de tener poco espacio podrá ser de 0,5 m  entre plantas y 0,7 m entre filas.

Para el riego del tomate se usa principalmente el riego por goteo, aunque tambien se puede utilizar el riego por surcos.
La aplicación del riego por goteo será a un bajo caudal, baja presión y alta frecuencia. Presentando las siguientes ventajas:
– Alta eficiencia

– Fertirriego ilimitado

– Se requiere poca energía, ya que la presión necesaria no es muy alta

 

Gestiriego provee las cintas de riego CINDRIP y CINTAPE para el riego del tomate.

Este producto ha sido diseñado para proporcionar una solución integral correspondiente a una gestión eficiente de todos los cultivos del tomate, durante todas las etapas de los mismos.

Por lo tanto para el adecuado crecimiento del tomate, el espaciamiento entre goteros debe de ser entre 0,3 cm y 0,5 cm con un caudal de 1 L/H.

 

El riego mediante surcos es un sistema de riego por superficie en el cual el agua se coloca en la cabecera de los surcos y por gravedad avanza hasta el extremo más bajo permitiendo; durante este tiempo, la infiltración de una lámina de agua de mayor valor se presenta generalmente en la cabecera del campo.

¿Cuáles son las ventajas del riego por goteo sobre el riego por surco? 

El riego por goteo se realiza a lo largo de todo el ciclo del cultivo, según sea necesario. Así se asegura que no haya escasez de agua o estrés en los cultivos.
El riego mediante surcos ocurre una vez cada 10-14 días, lo que genera un estrés hídrico en la planta.
Otro beneficio del riego por goteo es la capacidad que tiene de suministrar fertilizantes a través del sistema de goteo, asegurando así que el cultivo recibirá la cantidad correcta de fetilizante en el momento apropiado. Por lo tanto el riego por surco es menos efectivo y preciso.