El reto al que se enfrenta la industria agrícola consiste en producir de manera eficiente suficientes alimentos para una población en permanente crecimiento. Para ello, la globalización y las nuevas tecnologías se han convertido en aliadas para los productores que buscan optimizar recursos y tiempo. A continuación una lista de las tendencias en el sector agrícola que están ocurriendo en todo el mundo.

 

1. Educación: Probablemente el factor más importante que está acompañado con los avances en la tecnología y las comunicaciones, así como a la accesibilidad a equipos informáticos (tablets, smartphones, laptops, etc.) y el acceso a internet. La educación nunca había experimentado antes una revolución similar desde aspectos de la cultura general hasta estudios detallados de cómo la genética impacta un campo de cultivo o sobre procesos administrativos.

 

2. Big Data: La masificación de la información está presente y nos pueden ayudar a tomar decisiones con respecto a cada aspecto de nuestras operaciones. La nube (servidores remotos) es de gran ayuda para procesar y almacenar esta información todos los días. El Big Data para el sector agrícola es ya una realidad.

 

3. Análisis de la información: Lo importante no solo es disponer de este Big Data sino también saber qué hacer con esta vasta información. Es necesario procesar y analizarla adecuadamente para obtener valor de ella. La especialización en este sentido crece a pasos grandes y nos permite, con mayor certidumbre, tomar decisiones que antes requerían de más tiempo (o tenían menor certeza). Por ejemplo, gracias al Big Data, y en combinación con el uso de robots o drones, hoy podemos conocer con precisión que áreas del campo de cultivo pueden necesitar más o menos fertilizantes, dónde hay problemas con la irrigación, o en qué momento cosechar para que los precios del mercado sean mejores.

 

4. Drones y robots: El uso de maquinaria automatizada va desde un tractor con GPS integrado hasta un dron que permite obtener imágenes precisas de lo que está ocurriendo con nuestros cultivos. Estas nuevas herramientas aportan un nuevo panorama, y sus beneficios y ventajas son claramente una realidad.

 

5. Redes Sociales y feedback: Los sistemas informáticos de los distribuidores, así como las redes sociales, han abierto un canal directo con nuestros consumidores. Actualmente viendo solo nuestro teléfono móvil podemos conocer qué opina el ama de casa o el dueño de un restaurante sobre nuestros productos.

 

Aunque aún existen muchos desafíos en el campo, la producción agrícola puede realizarse asegurando la capacidad productiva, el manejo sostenible de los recursos naturales y la protección del medio ambiente. Y a medida que mejoramos nuestras métricas en una producción sostenible será posible también alcanzar la seguridad alimentaria para todos.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *