Cada vez más agricultores utilizan las nuevas tecnologías para gestionar sus cultivos, revisar consumos o para realizar las solicitudes de agua a distancia. Este tipo de herramientas de riego se están utilizando ampliamente en el sector agrario español.

Incorporan por ejemplo funciones para predecir la necesidad de riego de las parcelas según las condiciones meteorológicas estimadas, así los regantes pueden ajustar la dotación de riego por Internet en función de parámetros de humedad y temperatura.

La modernización del control de riego exige la renovación de infraestructuras. Sustituir aquellos sistemas que distribuyen el agua por gravedad, por otros mecanismos como el riego a presión, que consiguen un importante ahorro de recursos.

Mediante la implantación de programas informáticos que simplifiquen y automaticen el control de riego, resulta más sencilla la toma de decisiones en las distintas fases de la gestión del agua.

Dentro de estas nuevas tecnologías aplicadas a la agricultura que han supuesto una revolución destacan:

  • Sembradoras y tractores con GPS: esta tecnología GPS, aplicada a los vehículos agrícolas facilitan la realización de una mayor cantidad de trabajo en menos tiempo y además de una forma más segura y eficiente, trae también consigo un mayor ahorro de combustible.

 

  • Agricultura de alta precisión: se refiere a la aparición de software diseñado para analizar los terrenos agrícolas y estudiar los datos obtenidos, permite a los agricultores introducir información en la sembradora y lograr una siembra mucho más eficiente.

 

  • Nuevas tecnologías aplicadas a la recolección: estas tecnologías pueden hacer lo que el hombre ni imagina, la aparición de máquinas que distinguen los distintos tipos de cosechas y las depositan en diferentes recipientes y que además permiten el control de la siembra ha supuesto una verdadera revolución en el sector.

 

  • Drones: el uso de estos vehículos, está cada vez más extendido en el mundo agrícola, así como en diversas áreas. El hecho de estar equipados con cámaras, sensores y poder ser controlados a distancia incluso mediante GPS, han permitido a los propietarios de grandes cultivos realizar un seguimiento sin tener que acceder a ellos, lo cual evita daños innecesarios y un mejor monitoreo constante y al momento de los sembradíos.

 

  • Sistemas de riego telemático: una de las ventajas de la agrotecnología es sin duda el riego, el cual, mediante la introducción de sistemas telemáticos, los agricultores pueden controlar el riego de sus plantas desde cualquier lugar, ahorrando tanto dinero como tiempos de desplazamiento.

 

  • Sensores virtuales para el control de riego en invernaderos: estos sensores virtuales, se han diseñado a partir de los sensores típicos que se pueden encontrar en un invernadero y miden temperatura, humedad y radiación.

A partir de estos tres parámetros, se obtiene la mejor combinación que luego se traslada al agricultor en una aplicación informática incorporada a los programadores de riego instalados. Esta herramienta permite a los agricultores monitorizar las pérdidas de agua que se producen en el invernadero.

Se instalan sensores que recogen datos a partir de los que se obtiene la dinámica de las variables que se quieren medir. Estas variables están interrelacionadas. Se analizan cuáles de estas variables tienen una mayor influencia en la transpiración de los cultivos permitiendo reducir al máximo el número de sensores que se deben instalar y con todo ello el conjunto facilita las labores diarias haciéndolas más efectivas.

 

¿Conoces nuestros programadores Gestiriego?
Presentamos una gran gama de programadores de riego para jardinería profesional y doméstica, así como pequeñas instalaciones de riego agrícola.
Haz clic aquí para saber más

Sistemas de riego más innovadores

El sistema de riego consta de una serie de componentes, algunos innovadores, aunque no necesariamente el sistema de riego debe constar de todas ellas, ya que el conjunto de componentes dependerá de si se trata de riego superficial (principalmente en su variante de riego por inundación), por aspersión, o por goteo.

El asunto del ahorro del agua es mucho más delicado de lo que parece, por eso, todo cuanto esté en nuestra mano hacer para contribuir a un uso responsable de este recurso, debemos aprovecharlo. Los sistemas de riego más innovadores se han dedicado de pleno a la tarea y no solo a hacernos las cosas más fáciles para cuidar nuestros cultivos y plantaciones.

Programadores de riego

Los programadores de riego son equipos de gestión que nos permiten optimizar el momento y el área de riego en nuestros cultivos, permitiendo un mayor ahorro del agua y mejorando nuestra comodidad. Así mismo, podemos automatizar la frecuencia y la duración del riego.

En cuanto al tipo, existen los programadores de riego analógicos y los digitales. Los analógicos tienen un manejo más sencillo y son más económicos, pero los digitales suelen tener más funciones.

Por último, cabe destacar que existen programadores de 2 ó más vías que nos permiten diseñar distintos programas de riego para distintas áreas, lo que resulta perfecto para grandes cultivos o zonas con diferentes necesidades de agua.

Riego solar

El riego solar, también conocido como kondenskompressor, es una infraestructura con 2 botellas de plástico (una dentro de otra) que está basada en la evaporación y la condensación. En el interior se produce el efecto invernadero, al incidir la energía solar y producir dicha evaporación.

Cuando el aire del interior se satura de humedad, el agua se condensa en las paredes de la botella y forma gotas que caen por gravedad al suelo. En el interior de este sistema de riego se produce un ciclo del agua a pequeña escala, aportando agua al suelo de forma continua.

Este sistema de riego es muy sencillo de fabricar y resulta innovador en el regadío ya que permite un mayor ahorro, lo que llega a reducir 10 veces la cantidad de agua que se utiliza en los sistemas de riego convencionales.

Sistema de riego por aspersión

Los sistemas de riego por aspersión recogen el agua desde un pozo o incluso directamente de un río o embalse. El ahorro de agua es mayor que el de otros sistemas. Se puede usar en terrenos de colinas, ofrece una cobertura total y distribuye el agua de forma muy suave. Podemos distinguir los siguientes sistemas:

  1. Sistemas convencionales: primeros sistemas de riego desarrollados en el riego por aspersión. Se dividen en:
  • Sistemas fijos: se colocan los aspersores en el marco establecido, y el sistema de tuberías puede ser enterrado o bien superficial, quedando como parte saliente y con la altura adecuada el vástago donde irá incorporado el aspersor.

 

  • Sistemas Semifijos: son esencialmente sistemas que se van desplazando de una zona a otra de forma manual o mecanizada mediante un desmontaje rápido del sistema.

 

  • Sistemas automecanizados: son sistemas automotrices que llevan instalados motores eléctricos o sistemas hidráulicos que permiten su movimiento a lo largo de la superficie de riego. Dentro de estos sistemas se encuentran los sistemas pivotantes de riego, los sistemas de desplazamiento lateral (carros de riego) y otras máquinas regadoras.

Sistema de riego por microaspersión

El sistema de riego por microaspersión es una variante del riego por aspersión que tiene un alcance menor y distribuye gotitas más pequeñas, permitiendo un mayor ahorro del agua. Por estas características se trata de uno de los  mejores sistemas de riego para cultivos hortícolas, flores, invernaderos o viveros…etc.

Sistema de riego por goteo

El sistema de riego por goteo se suele utilizar en zonas áridas porque permite una mejor utilización y ahorro tanto del agua como de los abonos. El agua mediante el mismo se va infiltrando hacia las raíces de las plantas por medio de una red de goteros. Se considera la innovación en el regadío más importante en el sector de la agricultura desde que se inventaran los aspersores en el año 1930.

Drenaje subterráneo en terrenos agrícolas

El objetivo del drenaje subterráneo es bajar la profundidad del nivel freático que es la capa superior de un acuífero. Se suele usar en campos agrícolas que son demasiado húmedos o cuyos niveles de agua subterránea son demasiado elevados para que puedan realizarse cultivos.

Sistema de riego multicompuertas

El sistema de riego multicompuertas conduce el agua y la distribuye sobre la tierra ayudando a economizar el consumo de este recurso. De todos los sistemas de riego mencionados, este es el menos conocido y también el menos utilizado.

Airdrop

Es un sistema de riego muy innovador basado en la condensación del agua, canalizando el aire a través de una turbina hacia un depósito de agua que se encuentra en el subsuelo. En el trayecto, el aire se enfría y se condensa antes de llegar al depósito. Una vez esté el agua, se bombea al sistema de riego por goteo proporcionándole agua a la planta.

Se trata de una innovación en el regadío ya que suelen incorporar tanto materiales naturales, como hechos por el hombre. Universalmente, se basa, además de las plantas, en las pérgolas, que son espacios entre jardines; pueden enlazar pabellones y hacer marquesinas en las puertas de los edificios, en terrazas o piscinas.

 

Aumento de la eficiencia

El uso ineficaz del agua (es decir, el riego excesivo) no solamente desperdicia el recurso que podría servir para otros usos y para ayudar a evitar los impactos ambientales, aguas abajo, sino que también causa el deterioro, mediante saturación, salinización y lixiviación, y reduce la productividad de los cultivos. La optimización del uso del agua, por tanto, debe ser la preocupación principal de todo sistema de riego.

Hay grandes áreas de tierra bajo riego que han dejado de producir debido al deterioro del suelo. Puede ser conveniente y, por supuesto, beneficioso para el medio ambiente, invertir en la restauración de estas tierras, antes que aumentar el área de bajo riego.

En el siguiente post, hablaremos del tipo de invernadero multitúnel, cómo se gestiona el agua, además de las numerosas ventajas de utilizar estos sistemas y finalmente cuándo es adecuada la elección de un invernadero multitúnel o multinivel.

Desde hace mucho tiempo los invernaderos se han utilizado como una herramienta para aumentar el rendimiento de la producción en diferentes regiones, principalmente en las que el suelo no es apto para obtener alimentos, ya que estos se caracterizan por establecer las condiciones climáticas adecuadas para cada tipo de cultivo y por facilitar el acomodo de un mayor número de plantas; además son reutilizables y no perjudican al medio ambiente.

 

Actualmente en el mercado existen una amplia variedad de invernaderos, los cuales están destinados a cubrir diferentes necesidades dependiendo del tipo de cultivo y de los recursos disponibles.

Un ejemplo de estos es el invernadero multitúnel, una estructura diseñada para las plantas que requieren ciertos cuidados especiales, así como determinadas condiciones ambientales.

Está formado por una estructura recta totalmente metálica que termina en arcos curvos semi-circulares, la cual está unida por grapas, tornillos y tuercas la cual está cubierta por una película plástica de alta durabilidad debido a que está adicionado con protección UV que le da mayor tiempo de vida útil. Es importante mencionar que, gracias a estas características es posible aumentar o disminuir su tamaño y su altura para adecuarse a diferentes sitios.

 

Además al ser una estructura sencilla permite incorporar diferentes elementos de baja, mediana y alta tecnología, por ejemplo, distintos tipos de ventilación, sistemas de fertirrigación, ventiladores, calefactores y tutores para ciertos tipos de hortalizas, entre otras herramientas, las cuales permiten mejorar y aumentar el rendimiento en la producción en cualquier escala.

La gestión del invernadero aporta diferentes beneficios para los productores debido a su fácil adaptación,  esto permite soportar cambios bruscos de temperatura, además tiene la capacidad de resistir temperaturas bajo cero o mayores a 50 grados; pudiendo estar en lugares con vientos fuertes y climas secos sin perjudicar a las plantas.

Los invernaderos multitúnel o multinivel se caracterizan por tener una estructura totalmente metálica y una cubierta curva que puede ser semicircular u ojival.

Su uso está muy extendido en explotaciones tecnificadas, especialmente en las destinadas a la producción hortícola y al cultivo de flores y plantas ornamentales, por su mayor capacidad para el control de las variables micro climáticas.

Estos invernaderos llevan ventilación natural, tanto lateral, como frontal y cenital.

  • Ventilaciones laterales y frontales.
  • Ventilaciones cenitales: fijas o con posibilidad de controlar su apertura y cierre de forma manual o con la utilización de motores.

¿Cómo se realiza la gestión del agua en un invernadero?

Existen muy distintos tipos de sistemas de riego en invernaderos.

 

  •     Microaspersión

Algunos de los más conocidos son los micro aspersores, que tienen un alcance de aproximadamente unos 2 metros, según  la presión que tenga el tipo de boquilla utilizada. También hay que prestar atención a los micro aspersores emergentes, que permanecen ocultos hasta que la presión del agua les hace elevarse desde el suelo, y que el cierre del agua vuelve a ocultar.

Otro tipo de aspersores son los móviles, que desde el extremo de la manguera, riegan el terreno en el que se colocan. Por otro lado, el sistema de riego en invernaderos por micro aspersores es preferible para las texturas arenosas ya que cubren más superficie y es ideal para el riego de rosales, flores pequeñas y zonas reducidas.

 

 

  •        Riego subterráneo y con difusores

El sistema de riego en invernaderos de tipo subterráneo es uno de los métodos más empleados actualmente. Una de las ventajas que tiene este sistema de riego es que al no estar expuesto al aire es mucho mas estético y además produce menores pérdidas de agua.

 

 

Pero, ¿qué ventajas encontramos en este tipo de invernaderos?

  • Es una estructura que cuenta con una nivel de ventilación importante, con alta estanqueidad contra el agua de lluvia y con buena distribución de la luminosidad.
  • 100% de aprovechamiento del terreno. Se adaptan a cualquier tipo de superficie.
  • Gran solidez estructural.
  • Elevada estanqueidad a la lluvia y al aire, lo que hace posible utilizar diferentes métodos de control activo del clima, como sistemas de calefacción, de ventilación, de refrigeración o de enriquecimiento carbónico.
  • Permite la completa automatización del riego y de los sistemas de control del clima.
  • Su elevada altura facilita la circulación del aire y, por tanto, la ventilación.
  • La forma curva de su cubierta facilita una distribución adecuada de la luminosidad en el interior y ayuda a evacuar los condensados impidiendo el goteo sobre las plantas.
  • La elevada resistencia de la estructura permite, en caso de ser necesario, la sustitución de las cubiertas de plástico por otros materiales (placas de policarbonato, chapas metálicas, paneles sándwich).

 

Finalmente…¿cuándo elegir invernaderos multitúnel?

Están diseñador para pequeñas superficies y cultivos de pequeño tamaño como hortícolas de porte rastrero o entutorados a baja altura.
Resultan ser invernaderos económicos, ya que su estructura es simple y resistente y posibilita su traslado.

 

Plantas frescas creciendo en el invernadero

 

smart water

SMART WATER

¿Conoces el significado de Smart Water?

El concepto de Smart Water es entendido como la gestión inteligente del agua, beneficiándose de las nuevas tecnologías, en especial de la inteligencia artificial.
Gracias a estas tecnologías harán posible la optimización en el uso y gestión de las aguas con unos costes que disminuirán con el paso del tiempo.

Además, el funcionamiento de dichos sistemas y todo lo que rodea al agua se trata con el máximo respeto por el medio ambiente, ya que existe una preocupación real por este tema y, sobre todo, por la sostenibilidad a largo plazo.

Hoy, la gestión de agua tiene conciencia medioambiental, desde el nivel del usuario doméstico, pasando por las empresas hasta el nivel gubernamental.

En el sector agrícola, el 70% del agua a nivel mundial se consume en la agricultura. De hecho, esta cifra llega al 90% en la mayoría de los países menos desarrollados. Sin medidas de eficiencia mejoradas, si no se actúa para evitarlo, se espera que el consumo de agua para uso agrícola aumente en torno a un 20% a nivel mundial en el año 2050. Hoy, los recursos hídricos ya están bajo presión y la escasez de agua afecta alrededor del 40 % de la población mundial.

En Gestiriego tiene un papel crucial el uso responsable y racional de este preciado recurso, como es el agua. Por ello trabajamos cada día en crear sistemas de riego inteligentes que ayuden a tomar decisiones y acciones sostenibles.

Cuando hablamos de este concepto como es Smart Water en la agricultura debemos entender que una de las cuestiones más relevantes es el ahorro. La agricultura es el mayor consumidor de agua a nivel mundial, por lo tanto con un elevado consumo de energía.
Si ahorramos agua, también ahorramos energía, y hay que trabajar para hacerlo realidad.

Para poder desarrollar este concepto, podemos nombrar cuatro objetivos para sacar el máximo partido a las dotaciones de agua.

1er Objetivo: Obtener el mayor rendimiento posible por cada unidad de agua consumida, es decir, hay que aprovechar hasta la última gota de agua. La escasez de este recurso nos obliga a ir aún más allá y procurar que los cultivos también obtengan el mayor rendimiento posible en términos de producción, calidad, sostenimiento de las plantas, etc. Ya existen tecnologías a nuestra disposición, como la dendrología que consiste en el uso de sensores para medir el vigor, la circunferencia de los tallos y troncos de las plantas, así como también el calibre y la calidad de los frutos.

2º Objetivo: Cubrir solo y exclusivamente las necesidades de agua específicas de cada planta o cultivo.
Proporcionar a las plantas el agua que necesitan, ni una gota más ni menos. Las plantas requieren una dosificación muy exacta de la humedad durante todo el ciclo vegetativo anual. Los sensores de humedad colocados a varios niveles de profundidad nos indicarán el índice de humedad del terreno. Gracias a la información recogida por los sensores podremos monitorizar la instalación y proporcionar las dosis de agua estrictamente necesarias para mantener un nivel de humedad óptimo.

3er Objetivo: Saber las necesidades hídricas de las plantas según la época del año y el ciclo vegetativo en que se encuentren. Aparte de los sensores de humedad ya mencionados, existen medidores de estrés hídrico que nos dan valores exactos del estado de la planta en cada momento. Además, hay organismos públicos de investigación y desarrollo que, gracias a las tecnologías de la información, recogen datos fiables sobre los recursos hídricos, suelo y cultivos gracias a las estaciones meteorológicas que hay repartidas a nivel nacional, fomentando la transferencia tecnológica para con los usuarios e implicándoles directamente en la gestión adecuada.

4º Objetivo: El uso eficiente de los recursos en cada momento, lugar o circunstancia. Sin duda esto es lo más difícil de conseguir, debido a las demasiado frecuentes sequías y la consecuente escasez de recursos. Entonces, ¿cuándo, cómo y dónde tenemos que utilizar dichos recursos en épocas de sequía? Supongamos que en un momento de sequía disponemos de un 50 % menos de agua que en una época normal. Ahí es donde entra en juego la valiosísima información recogida en los 3 pasos anteriores para ayudarnos a decidir cuándo vamos a utilizar el agua, cómo la repartiremos y en qué cantidad se suministrará a las plantas.

El objetivo final de toda esta inteligencia artificial sería una estructura de datos que, utilizados correctamente con un software adecuado, podrían resolver tareas con unos resultados que rocen la eficiencia casi perfecta.

¡Agradecir a iagua por su gran post sobre este concepto!

Además “Smart Water”, no solamente tiene que ver con la agricultura si no que va más allá, significa un uso del agua sostenible y responsable, donde todo ser humano, independientemente de su ubicación geográfica y de sus recursos materiales, disponga siempre del agua que necesite. Significa un mundo donde prime el acceso al agua para toda persona que lo demande. Agua para todos por encima de cualquier otro interés. Significa un mundo más justo.

smart water

 

CARSYSTEM IRRIGATION S.L ha finalizado el proyecto “TUBERIAS MULTICAPA COEXTRUIDAS Y ESPUMADAS PARA RIEGO POR GOTEO” al amparo de la Orden de 20 de Abril de 2015, de la Consejería de Industria, Turismo, Empresa e Innovación destinada a fomentar la investigación y desarrollo. Con este proyecto podremos damos una salto competitivo en el mercado de fabricación de tubería de riego, aportando una nueva generación de productos con los que nuestros clientes puedan ganar en eficiencia en el uso de los recursos hídricos.

El proyecto cuenta con la colaboración financiera del Instituto de Fomento de la Región de Murcia y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), y se enmarca en los objetivos de inversión y crecimiento y empleo, u otro, en la CARM como Región calificada en transición.

GESTIRIEGO ha finalizado la ejecución de un proyecto con título “Diseño y desarrollo de elementos flotantes de material polimérico para la cubrición de embalses de riego agrícola” dirigido a ayudar a nuestros clientes a mejorar la competitividad de sus negocios procurando además un uso racional de los recursos hídricos.

Este proyecto cuenta con la colaboración financiera del Instituto de Fomento de la Región de Murcia y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), y se enmarca en las ayudas 2015 del Instituto de Fomento de la Región de Murcia dirigidas a las empresas y destinadas a fomentar la investigación y desarrollo (Orden de la Consejería de Industria, Turismo, Empresa e Innovación de 20 de Abril de 2015).

CARSYSTEM IRRIGATION, SL está en fase de desarrollo de un proyecto con Título “Visión artificial y telegestión aplicada a la fabricación de elementos y sistema de irrigación”, al amparo de la Orden de la Consejería de Desarrollo Económico, Turismo y Empleo de 11 de diciembre de 2015, destinada a fomentar la Innovación mediante la transformación digital de la industria de la Región de Murcia (INDUSTRIA 4.0).

Este proyecto, financiado por el Instituto de Fomento de la Región de Murcia con el apoyo financiero de la Unión Europea a través del FEDER, pretende incrementar nuestra competitividad al seguir mejorando nuestros procesos productivos de cara a reducir nuestros costes de producción, disminuir el ratio de consumo de materias primas por producto fabricado y por ello disminuir la huella de carbono de nuestra actividad.

Descargar archivo adjunto